“Amo a mi familia y me place hacer el bien y mi trabajo”

Si decimos que Noevia Ichaso Rodríguez es Licenciada en Ciencias Sociales, cursó un Diplomado en Periodismo y Artes Plásticas, es directora, guionista y asesora de programas, además de miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) y de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec), pueden estarse aún preguntando: ¿quién es? Pero si decimos que es la directora de Radio Metropolitana hace 16 años, ya saben de quien se trata.

Su amor de juventud la hizo casarse y ser madre. Tenía 18 años y estudiaba la carrera de Derecho, la cual abandonó al salir embarazada. Trabajó entonces como bibliotecaria, profesora de Historia y Fundamento de los Conocimientos Políticos, mientras ejercía la hermosa profesión de madre. Cuenta Noevia que fue una etapa muy bonita: “Dirigí en organizaciones políticas y de masas y tuve muy buenas amigas que andan por el mundo. Otras se han quedado en Trinidad. Pasamos el período especial como profesoras y nuestros hijos iban con nosotras a reuniones, trabajos voluntarios, escuelas al campo”.

Así comienza a formarse la familia de esta radialista, que hoy ya cuenta con dos hijas casadas que le han dado el regalo de tres nietos.

Aquí también vale: desde chiquita me gustaba la radio

A un grupo de pequeños en Trinidad les gustaba escuchar radio y asumir personajes de novelas y aventuras radiales. Entre ellos estaban Noevia y su hermana Lucrecia. Entre las aventuras, preferían La capitana de la Aurora.

En el 2002 viene Noevia para La Habana para acercarse a la hija más pequeña y su primer retoño. Ya en la capital, los juegos de niña comienzan a materializarse en la realidad. Llega a la radio a través de Elvis Águila, entonces Director Provincial de Radio en La Habana, quien conocía la trayectoria y el gusto por el arte de Noevia.

 En exclusiva para la Revista En Vivo, la actual directora de Radio Metropolitana refiere sus inicios en el medio: “Me asusté un poco y me puse a estudiar todos los cursos de Radio, Periodismo y también la bibliografía al respecto. En esa etapa me formé con muy buenos radialistas, de los cuales aún recuerdo sus exigencias y me sirvió de mucho la asesoría de Rosa Queijas, Mayra García, Lupe y otras asesoras. Conocí del trabajo de excelentes directores de programas… la propaganda de Juanito Hernández, Vivian Stincers, entre otros, locutores y realizadores. Así me inicio como especialista de arte”.

“En Radio Metropolitana todo se discutía mucho dentro del equipo de especialistas, que era muy fuerte, y había un buen equipo de periodistas. Tenía que estar a la altura. Las comisiones de calidad eran exigentes, en fin, me enamoré totalmente de “La Radio de Casa”, bajo la dirección de Milagros Cherta”.

 La radio, las hijas, la familia

También comenta Noevia que “fueron tiempos difíciles, de adaptación, pero el trabajo de madre y abuela, esposa ese no lo descuido nunca, es mi prioridad en la vida. Nada tiene sentido para mí, si en todo no está mi familia. No me interesan méritos personales”.

 Después de desempeñarse como especialista en Arte de los Medios, pasó a ser subdirectora de Programación e Información durante tres años. Con el apoyo de su esposo, el trabajo y las tareas de ser madre iban saliendo con éxito. Asumió entonces la dirección de Radio Metropolitana desde el 2004, cargo en el que se mantiene hasta la actualidad. Aún logra mantenerse vinculada a la creación asesorando La Súper Musical Latina, revista nocturna que dirige Arsenio Jiménez, pues le gusta mucho dar ideas.

 A Imilla, la mayor de las hijas de Noevia, siempre le gustó escribir y escuchar. Siguiendo los pasos de su madre, actualmente se desempeña como especialista en Arte de los Medios. Irina, la más pequeña, siempre estuvo interesada en la medicina y se hizo Doctora. Rubén, esposo de Noevia, también trabajaba para la radio como fotorreportero y recién falleció de forma inesperada.

 En todo el tiempo de dirección de Noevia Ichaso en Radio Metropolitana, aseguro que los sentimientos y miradas de madre han aflorado ante sus subordinados. Ella los ve como seres humanos que merecen su respeto porque, como asegura, cree en la dirección abierta por lo que orienta, controla, trata de ser ejemplo, rectica si se equivoca y no guarda rencores. Como cualquier madre cubana, ¿no creen?

 Han sido 16 años en la dirección

 Algunos logros y retos en estos 16 años los revela hoy Noevia: “Pasaron años de trabajo por problemas constructivos, pero todos defendimos la emisora. Estuvimos trasmitiendo desde un local que era una peluquería. Recuerdo algo que nos hacía reír cuándo sonaba el pito del camello. Se escuchaba en la trasmisión y se le decía a la audiencia la hora que pasaba, en un espacio se realizaban todos los procesos.

También trabajamos en una cabina provisional, construida por los trabajadores en el edificio FOCSA. Puedo mencionar, pero no quiero se me quede nadie, por ejemplo, a Guillermo Rivero, Yosbel Rodríguez, Ana María Ramos, Michelena, en fin, todos. No queríamos que desapareciera nuestra emisora”.

 Después de terminada la construcción, llegaron nuevas propuestas. Uno de los avatares fue extender las horas de transmisión de 18 a 24 horas, lo cual logramos en la madrugada del 14 de febrero. “Mi esposo estaba conmigo, yo tenía los pies hinchados y se aparecieron Guillermo Rivero y Alberto Cordoví con un termo de café para todos”, recuerda Noevia. Luego, en el 2005, comenzamos a preparar un diseño de presentación como La Radio de Casa”.

Otros desafíos se derivaron de la incorporación a las nuevas tecnologías y a la era de Internet. Entonces, los trabajadores de Metropolitana perfeccionaron el sitio web que Ana Margarita Sánchez había creado, y desde el 2014 incorporaron los perles de la emisora en las redes sociales Twitter y Facebook, temas en los que aún trabajan para la satisfacción de los cibernautas.

Según la directora, “no todo es color de rosa cuando eres cabeza, pero tengo recuerdos tan lindos. Recuerdo los ciclones y cuando trasmitíamos desde Radio Progreso las programaciones especiales por fallecimientos de líderes revolucionarios, las marchas combatientes y las trasmisiones por el 1 de mayo, el tornado, todo lo hecho durante la reforma constitucional en Cuba, en fin, una vida. También recuerdo la alegría por los premios obtenidos en los festivales. Es que la radio se vive y se respeta.

“Pero no puedo olvidar la noticia del fallecimiento del Comandante en Jefe Fidel Castro. Me fue a buscar en su carro el Guille. Me parecía largo el camino. También recuerdo las trasmisiones durante toda la triste caravana”.

 Radio Metropolitana en el enfrentamiento a la COVID-19

Resalta Noevia: “Estamos en momentos muy difíciles y la radio siempre se distingue por estar presente cuando sus audiencias más lo necesitan, acompañándola, orientándola, informándola y entreteniéndola.

Radio Metropolitana, con parte de sus trabajadores y el equipo de periodistas, se incorpora a la señal de radio de La Habana para desarrollar su noble tarea en estos momentos, cuando quedarse en casa te salva ante la terrible pandemia. Creo que la radio tiene que seguir trasmitiendo un llamado a la disciplina, porque no son números los fallecidos, detrás está el dolor de muchas familias que quizás no disfruten el Día de las Madres, pues han perdido seres queridos”.

Noevia Ichaso se considera una persona común con una historia normal, quien antes de mencionar medallas y reconocimientos prefiere decir: “He hecho lo que me ha tocado hacer y punto, ni más ni menos, pero, sobre todo, mi familia tiene que estar bien para que lo demás funcione”.

 A pesar de los días aislamiento, en esta celebración por el Día de las Madres Irina y Orleind, Imilla y Jimmy, los jóvenes Cesia y Jonattan, y los nietos más pequeños, Fabio y Sofía, todos deben sentirse orgullosos de esta madre, mujer, esposa, radialista y dirigente, por haber sido capaz de crear esta linda familia a la par de llevar de la mano a “La Radio de Casa”

 

 

Escribir un comentario