Si no fuera por la radio...

Sus dedos se deslizan cautelosamente buscando el pequeño radio de color rojo que permanece en la mesa de noche. Son las 5:00 a.m. y entre el silencio irrumpe Haciendo radio. Una hora después, con la precisión de quien conoce el decursar del tiempo, vuelve al dial. Más allá del hacer cautivante, es momento de cambiar de frecuencia: por la 102.3 de la FM inicia sus transmisiones Radio Artemisa.

Leer más...