HAY QUE TENER FE: Vigencia universal de una verdadera erudita

"Dávila fue la única creadora de ficción radial-televisiva que poseía el oficio de escribir con éxito probado en los medios de comunicación durante décadas y a la par; podía diseccionarla teóricamente para identificar sus precedencias y singularidades dentro de la cultura masiva universal y nuestra propia historia. En ello era una verdadera erudita de alto rigor académico".

Así reconoció Mayra Cue Sierra a la periodista, escritora, actriz teatral, autora de radio y telenovelas, y locutora, María Felisa Dávila Muné, “Iris Dávila” (Güines, 18.5.1918-18.1.2008), al año de morir.

Hija de Carlos Dávila Díaz, dueño de un pequeño negocio, y Ana Rosa Muné Nicolás, profesora de corte y costura, desde niña escribía pequeñas narraciones en periódicos locales y en los reputados Diario de la Marina y El Mundo.

En la Universidad de La Habana se doctoró en Derecho Civil y diplomático (1942), mientras leía poesía y narrativa, empezaba a escribir novelas, publicaba cuentos y pequeños ensayos en el suplemento dominical del periódico El País Gráfico, y frecuentaba cursos sobre literatura castellana e hispanoamericana, y de Psicología General y Social. En 1944 ingresó en CMQ Radio como abogada y redactando textos comerciales.

En 1945 se graduó de la Escuela de Periodismo Manuel Márquez Sterling,; tras dos años en rutinas legales y comerciales, quedó al frente del recién creado Buró de Revisión: analizaba todos los programas dramatizados (incluso humorísticos), desde el punto de vista literario y de contenido, escribiendo una evaluación mensual que expondría oralmente.

En 1946 (julio 14) se casó con el doctor Agustín Lage Salceiro (Ortigueira, Galicia) radicado en Cuba desde niño con sus padres; tuvieron tres hijos, futuros médicos. Carlos, el menor, sería vicepresidente del Consejo de Estado (C.Estado) entre 1993 y 2009.



Su primera radionovela: Teresa Maderal (1948), inauguró un prolífero caudal para la radio y televisión cubanas hasta los años sesenta; muchas serían adaptadas en otras radioemisoras y televisoras latinoamericanas: México, Venezuela, Perú… Televisa compró algunos de sus guiones.

Militante del Partido Ortodoxo (Eduardo Chibás), tras el golpe de estado de1952 se involucró en asociaciones como el Frente Cívico de Mujeres Martianas. Asesoraba radio y televisión en la Publicitaria Siboney (1958) cuando ingresó en la célula clandestina del “Movimiento 26 de julio”, donde escribe y dirige un comercial del jabón Rina por la actriz y locutora Consuelo Vidal, paradigma de eficaz propaganda sutil burlando la censura, en el momento más cruento de la dictadura, aportando su ya tradicional lema popular: “Hay que tener fe, que todo llega”. 

Desde la Asociación Femenina Médico Revolucionaria (1959), escribe programas radiales y comunicados al Ejército Rebelde; con Vilma Espín, gesta el primer proyecto radiofónico para movilizar a las mujeres.

Para la Secretaría de Educación y Cultura de la naciente Federación de Mujeres Cubanas (FMC), escribe teatro sobre la evolución social femenina y orientado en problemáticas concretas. Entre otras, estrenaría Los puntos sobre las íes (Teatro de los Trabajadores; 1964, marzo 8) por el Día Internacional de la Mujer. Colaboró con el Proyecto de Ciudad Sandino.

Miembro del Consejo Nacional de la Radio, suple a la escritora Hilda Morales en el espacio La vida siempre empieza (Radio Progreso) y asesora La novela cubana que sustituye al espacio Divorciadas de la antigua CMQ, con guiones de Dora Alonso y Elia Méndez, dirigido por Julio Lot.

En los años 60 entre mucho más, fue redactora de la revista Nuestra industria en el Ministerio dirigido por Ernesto Guevara. Sus comedias se representaban en las Brigadas Covarrubias integrando el cuadro del ICR; dicta conferencias literarias en centros docentes, laborales, sindicales y militares. Hasta 1965 escribió para los planes de estudios de la educación obrero-campesina, publicados semanalmente en la sección “El placer de leer” (Bohemia), con “Un cuento sencillo”, incluido al año siguiente en la Selección de Lecturas Literarias de 6to.grado.  

Desde 1966 producía, asesoraba y dirigía dramatizados en Radio Liberación (luego Radio Rebelde), e impartía talleres a guiones sobre Teoría y composición literarias en los medios.

Periodista en la revista Mujeres (1972-1979) retomó a sus ensayos que ampliaría en la Editorial Arte y Literatura, donde era analista, divulgadora, redactora y evaluadora de textos.

Iris Dávila, reconocida escritora, periodista y publicista cubana.Tras jubilarse (1983), continuó: miembro de Consejos Asesores editoriales (Arte y Literatura y Abril) y del Consejo Nacional de la Uneac, presidía el Comité de selección de programas para eventos internacionales del ICRT.

La Editorial Gente Nueva publicó su libro para niños En un submarino de cristal (1986). Con Carlos Piñero (director), en el primer evento sobre telenovelas en la Universidad de Sao Paulo (Brasil, 1989) dictó su conferencia sobre Félix B.Caignet y El derecho de nacer.

Siete de sus cuentos se recopilaron bajo el título Intimidades (1998-1999). Ediciones Unión presentó Delirio de Periodista (2007), con textos publicados en Bohemia, El País Gráfico, Mujeres y Granma, sobre temas patrióticos, sociales y la relación del arte con la literatura y los medios de comunicación.

Jurado en Festivales Nacionales, mereció la Distinción por la Cultura Nacional (1983); 1984: la Raúl Gómez García y la 28 de septiembre (CDR); 1986: la 23 de agosto (FMC), 1988: la Pepe Prieto (Milicias del Icr); 1992: Micrófono de la Radio Cubana (70 aniversario) y Medalla Alejo Carpentier (Consejo de Estado); 1995: Orden Ana Betancourt (Consejo de Estado); 2003, Premio Nacional de Radio, primera edición.

Por su voluntad, sus restos fueron cremados y esparcidos en el Jardín Botánico, entre flores escogidas por ella.

Escribir un comentario