Alberto Vega Falcón: poesía y radio

Recientemente llegó a mis manos un libro que no pude soltarlo hasta terminar de leerlo. Casi siempre me sucede así, pero lo interesante es que fue escrito por un amigo que suma a sus dotes de poeta, escritor e investigador la cualidad de hombre de la radio.

Hoy por hoy sería inexacto hablar de la programación campesina en Cienfuegos sin mencionar la indispensable presencia de Alberto Vega Falcón, autor del libro al cual me refiero.

Su más reciente obra es "Redondillas Cubanas", impresa bajo el sello de Ediciones Mecenas, y presentado en la Feria Internacional del Libro de La Habana 2017 y, claro está, en su provincia de origen.

Un prólogo de la socióloga Patricia Tápanes Suárez sirve de antesala para adentrarnos en un delicioso recorrido por esa forma poética, la "redondilla", mediante obras de muchos cultores populares, muestras todas ellas donde graciosamente se combinan belleza lírica, ocurrencia, ingenuidad y picardía; virtudes de la poesía repentista cubana, taninherente a nuestra alma nacional.

En setenta y dos páginas los lectores podrán apreciar cuán pródigo es el talento de nuestros poetas campesinos, en mi opinión mal llamados "decimistas" en lugar de poetas, como si entonces tuviésemos que hablar de "sonetistas" y "poemistas"-diría yo- para distinguir la creación en verso de acuerdo al tipo de estrofas y métricas. De cualquier manera, siga llamándoseles "decimistas" o no, el atributo es más que elogioso,pues componer al vuelo es sin dudas evidencia de la mayor agudeza creativa.

Mi amigo Alberto Vega Falcón "Veguita", también es un hombre de la radio: locutor y artista con amplia cultura general y un carácter afable, con esa gracia que no muchos tienen para hacer reír al contar una historia.

Todo su quehacer como investigador, escritor y poeta lo refleja desde hace medio siglo en la radio.

Su vida radial empezó en 1968 redactando notas culturales para el programa "Correo Musical" del decano de los locutores cienfuegueros Humberto Albanés, todavía en la otrora emisora Radio Tiempo; pronto tuvo oportunidad de leer en su voz aquellas notas suyas, a manera de sección.

En aquellos años ideó el programa "Trovadores", espacio nocturno en vivo con el cantautor Manolo Acevedo y su trío, que conducía otro cienfueguero imprescindible, el locutor, dramaturgo y actor Félix Puerto Muñiz.

La década de los 70s y 80s siguieron siendo fructíferas para Veguita, cuando Radio Tiempo empezó a llamarse Radio Ciudad del Mar. En 1995 estuvo en Venezuela difundiendo notas culturales para las estaciones Radio Aragua 650 y Radio Continente; en ese país, realizó investigaciones sobre la décima en las localidades de Cagua, Choroní, y Maracay, pertenecientes al Estado Aragua.

Espacios como "Estar al Tanto", donde compartió el micrófono con el intelectual y radialista Ricardo Llaguno; la Revista Cultural y "Con todo detalle", propuesta sabatina conducida por él hasta la fecha, son parte de su quehacer actual, y en especial sus secciones "La décima también se dice" y "Estampas Guajiras", ricas en contenidos de su propia cosecha para el Guateque Campesino, de Radio Ciudad del Mar.

En el periodo 2010- 2011 condujo el popular espacio en vivo de música campesina "La hora de Luis", cuando su creador, director y conductor habitual Fabio Bosch hijo, cumplía misión como colaborador en la radio de Guinea Ecuatorial.

Alberto Vega Falcón tiene cinco libros publicados -cuatro aquí en Cuba y uno en Las Palmas de Gran Canaria, España- sin contar los que ya escritos permanecen a la espera de un buen día ver la luz para bien de sus lectores.

Acostumbrados como estamos a prolongadas pláticas amistosas, hace poco se me ocurrió preguntarle qué significa para él la combinación de radialista, escritor, poeta e investigador, a lo cual respondió que en su caso "la radio es un cordón umbilical imprescindible".

Acto seguido me confesó su admiración por grandes personajes de aquellos episodios radiales de "Los Tres Villalobos" y "Leonardo Moncada"; su orgullo por haber conocido a personalidades como Ramón Veloz, Antonio Hernández (intérprete del mítico personaje Bejuco Ramírez), y el escritor Enrique Núñez Rodríguez.

Es de imaginar que aquellos momentos irrepetibles de nuestra programación radial dramatizada, escenificados en la campiña cubana, calaron hondo en la vida y la creación de un artista como él, de origen campesino, nacido en la finca "La Rosita", en Ciego Montero, municipio de Palmira, el 23 de septiembre de 1944.

A quienes lean estos apuntes va la invitación para leer "Redondillas Cubanas", de Alberto Vega Falcón, a quien le pedí improvisar una dedicada a nuestra radio de la cual es parte.

Hechas de monte y sabana,

por mágicas y sencillas

hoy brotan las redondillas

por nuestra Radio Cubana.

Escribir un comentario