Jorge Torres, siempre aprendiendo

Jorge Torres Toledo es de los radiofonistas más comprometidos con su profesión. Para Jorgito, como se le llama entre compañeros, concebir y sacar al aire un programa de Radio es asunto serio; es de las personas que al concentrarse en su labor la sienten como lo más importante del mundo.

Nuestra plática comenzó cuando le pedí que me hablara de sus comienzos, de cómo comenzó todo. 

Nací en la Perla del Sur hace 52 años y empecé a trabajar como locutor en Radio Ciudad del Mar a partir de diciembre de 1994. Mi atracción hacia el medio comenzó en los años de estudiante preuniversitario y aumentó mientras cumplía el Servicio Militar como internacionalista en Angola y escuchaba la Radio Nacional de dicho país donde disfrutaba de las voces de grandes locutores cubanos como Ana Margarita Gil, Luis Alarcón Santana, Marialina Grau y René González Dusac,  entre otros.

Dime de tus primeros pasos en la Radio.  

Recuerdo que por el año 1990 cada vez que pasaba por los antiguos locales de la Emisora en la Calle Santa Cruz miraba hacia el local de la redacción y preguntaba si existía algún curso de locución o periodismo; recuerdo que conversaba con Alcides Cuesta, incluso en una ocasión abordé a Carlos de la Paz, un referente obligado cuando se hable de profesionalidad y rigor de la locución en Cienfuegos y Cuba. Así pasó el tiempo y una vecina que sabía de mis intereses me informó de una convocatoria para un curso de locución para jóvenes y me presenté. Hice la prueba de actitud, la aprobé y pasé el curso taller con Nelson Moreno de Ayala Castillo, Doris Era y Odalis Porte como profesores  y al aprobar de manera oficial inicié mis funciones como locutor. 

No conforme con solo la locución, quisiste emprender nuevos caminos además de seguirte superando. 

Me percaté de que con mi juventud, sin desplazar a otros, podía superarme y fui en busca de un sueño que era los estudios superiores. En el 2002 voy a la FAMCA con varios compañeros y así llegué a Camagüey, a la Filial de la que siento inmenso orgullo ser graduado. Ser graduado del perfil de Dirección  de la Universidad de las Artes ha consolidado mis aprendizajes y el empirismo, dio una visión más acabada al pensamiento y al quehacer, intercambio, enriquecimiento profesional, nuevas perspectivas,  anclajes teóricos tan necesarios para nuestra misión de comunicadores. Consolidado con la ejecución de la Maestría de Realización de la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación en la segunda edición, convocada por la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación FAMCA de la Universidad de las Artes en 2017. Nuevamente un claustro de excelencia para un mayor perfeccionamiento del trabajo y llevar un producto comunicativo de excelencia a los oyentes. 

¿Por qué no me argumentas más de su labor como locutor?

La locución, como especialidad, fue mi actividad principal desde 1994 hasta aproximadamente el 2015 cuando me desempeñé en espacios diversos desde el estilo y la función de los mismos, musicales, informativos, variados, de facilitación social, transmisiones de actos políticos y culturales, galas me permitió una amplia y diversa manera de hacer y enfrentar la locución fuera en vivo o grabado, además en situaciones de contingencia como el paso de huracanes por el territorio. 

Significa que a partir del año 2005 fue que empezaste a dirigir programas. 

Así es. Hoy dirijo “Desde Aquí”, una revista de variedades con perfil  de facilitación social que asume casi toda la mañana de lunes a viernes; el “Suplemento Informativo” del mediodía; “Andando”, una revista de variedades destinada al público juvenil;  “La Hora de Luis”, que es un musical campesino con poetas y participación de los oyentes,  y “Con todo detalle”, revista de perfil cultural por el que siento un apego singular, es como el hijo concebido desde septiembre del año 2000 y fue mi posibilidad de probarme como director de un espacio fijo los sábados en la tarde, con la singularidad de ser conducido por Alberto Vega Falcón, un poeta y personalidad de la cultura, Premio Nacional de Cultura Comunitaria, quien es uno de los tesoros vivos de la cultura local, lo que prestigia tanto al programa como a nuestra Emisora. Creo que Veguita es la garantía del éxito de “Con todo detalle”. 

Pienso que “Con todo detalle” llegó a ser algo así como tu laboratorio para poner a plena marcha los conocimientos que adquiriste en la Universidad. 

Es el programa donde más he puesto en práctica todos los conocimientos, desde la organización de la producción que es una de las asignaturas de la carrera que en Cuba solo se pone en práctica en Televisión y Cine, no así en el medio radial o al menos, no existe dentro del sistema de la radio. En la radio el director es el productor selecciona tema, idea, talento, invitados.

Por lo que representa para ti “Con todo detalle”, ¿recuerdas algunos momentos especiales que hayas vivido gracias a él? 

Sí. Por este espacio han pasado casi todos los Premios Nacionales de Literatura, por supuesto la gran mayoría a través de llamadas telefónicas en vivo, y han sido los casos de  Cintio Vitier, Carilda Oliver y Luis Álvarez, por citar algunos, además de todas o casi todas las grandes personalidades del mundo cultural de Cienfuegos y del país  y hasta extranjeros de paso por nuestra ciudad como músicos, investigadores, escritores, historiadores, sociólogos, intelectuales, cineastas, los Jurados del Premio Casa de las Américas y educadores del Evento Internacional de Pedagogía Paulo Freire. 

Un verdadero reto para ti y para todo el colectivo del programa.

Sin la menor duda, eso exige preparación, búsqueda de información para hacer una entrevista bien profunda y rigurosa, aunque todos conocemos que por la situación pandémica nos hemos visto limitados de salir al aire hace varios meses, pero de alguna manera esa información y ese vínculo con el mundo artístico y literario ha estado presente y asumido de alguna manera a modo de información en “Desde aquí”. 

¿Cómo te imaginas tú en el futuro, cuando por fin quede vencida la pandemia de la Covid-19? 

Me imagino en el futuro insertado en un mundo de más tecnología, de nuevas ideas por los jóvenes que vienen con otras miradas e interpretaciones de la realidad y siempre defendiendo a Cuba, su cultura, su historia e identidad. 

Conociendo cuánto te exiges a ti mismo, tengo la certeza de que vas a continuar también aprendiendo. 

Siempre aprendiendo, pienso que así me veo para sobre todas las cosas hacer honor a los que me pusieron obstáculos en el camino, porque han existido, además de aquellos que intentan desacreditar y ven como único mérito de uno el haberse quemado las pestañas. Ya por tan solo eso, uno trascendió al menos. ¿No crees?

You have no rights to post comments