Una sección a cargo de Reinaldo Cedeño Pineda

El delito de llamar al amor

Nunca creí que llamar al amor, fuese considerado un delito. Pues bien, algunos no quieren escuchar esa palabra. De ningún modo. Ahora resulta que es demasiado dulce o demasiado suave, para ciertos cibernautas. La palabra de orden es fuego, y el amor sobra.

Nunca creí que llamar al respeto a las diferencias fuese tomado como un despropósito, pero los hay que lo quieren para sí, lo proclaman para sí; mas no lo practican con los demás. Y pueden vapulearte, si no coincides.

Nunca creí que llamar al diálogo fuese sinónimo de vaciamiento o de ceguera. Y mucho menos que algunos recusaran el tributo a nuestros héroes y poetas, que siempre he practicado. Vengan pues, tres tazas:


Los hombres van en dos bandos:  los que aman y fundan y los que odian y deshacen” (José Martí)

Al corazón del amigo: / abre la muralla;  / al veneno y al puñal: / cierra la muralla”  (Nicolás Guillén)

Tú te ofreces a todos aromática y graciosa como una taza de café; pero no te vendes a nadie (…) Isla mía, Isla fragante, flor de islas: tenme siempre, náceme siempre” (Dulce María Loynaz)


En las redes sociales se articulan relaciones con viejos amigos, nacen nuevas amistades y también se establecen lazos con personas que no piensan igual que uno. No tendrían por qué hacerlo, no se los he pedido nunca. Hablo de mi experiencia.  

Cabría esperar el mismo trato, uno supondría esa coherencia…

Más de una vez me he referido al espíritu sanador de José Martí. El genio de Paula sabía muy bien lo que era estar lejos de la patria y no se permitió por ello perder a ningún cubano de valía. La eticidad y la humanidad martiana, le permitió discernir de manera esclarecida donde estaban las falencias y donde las traiciones, sin confundir diferencias con odios. Y se cuidó muy bien de discrepar de las ideas, no de las personas.

Cuando mi madre dejó de respirar en mis brazos, se fue con ella parte de mí mismo. Solo entonces comprendí el mensaje de vida de la Loynaz sobre  “aprender a prescindir”. Es un aprendizaje tantas veces desgarrador, pero tantas veces inevitable.

Yo estoy listo para prescindir de los odios. El odio es como la roca erizada contra el viento,  el amor es como la ola. Puede llevar tiempo, sí; pero acaba siempre convertida en arena.

Escribir un comentario

Especiales | Del autor

Radio Cubana ante la Covid19: El elogio merecido

La radio es imbatible: una vez lo dije y mil veces lo ratifico. Siempre en la primera línea en las circunstancias más difíciles, siempre fiel, siempre “con el caballo enjaezado y la espuela en el tacón”.


Un locutor es parte de nosotros mismos

Largirucho, quijotesco, dueño absoluto, avanza por la pista del teatro Karl Marx. Ya no es ningún niño, pero está danzando. En un manojo de palabras atrapa la historia, la dimensión de la artista que le toca presentar. La borda en el aire, nos la entrega. Por un instante la voz se quiebra, la emoción aprieta, el público se desborda. Germán Pinelli abraza a Rosita Fornés.


La cultura es un estremecimiento, no un entretenimiento

De manera online por la pandemia se efectuó la ceremonia oficial para la entrega del Premio de Periodismo Cultural, José Antonio Fernández de Castro 2021, al periodista, santiaguero, crítico y poeta, Reinaldo Cedeño Pineda.

Acerca de RADIAciones

RADIAciones, el mundo de y desde la Radio

RADIAciones nace  para revelar el instante, para aquilatar la grandeza de las pequeñas cosas.

Ha de ser breve, mas divisa  un horizonte infinito: el mundo de la radio y el mundo desde la radio. Y por supuesto, con la gente de la radio. LEER MÁS

Reinaldo Cedeño Pineda

Reinaldo Cedeño Pineda. Periodista, poeta y crítico cubano.

Periodista, poeta y crítico cubano. Ha recibido numerosos lauros por su obra periodística y literaria, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo Cultural José Antonio Fernández de Castro por la obra de la vida otorgado por el Ministerio de Cultura.

Nació en Santiago de Cuba el 13 de junio de 1968. Licenciado en Periodismo (1991) y Máster en Comunicación Social por la Universidad de Oriente (2004).

Autor de una docena de libros. Ha sido guionista de varios programas de radio y televisión. Miembro de la directiva nacional de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la UNEAC y del Comité Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba. Artículos y poemas suyos se han traducido a varios idiomas.

BLOG: "La Isla y ...  la espina"