La Unión de Periodistas de Cuba felicita a sus afiliados

La Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) envió una felicitación a los periodistas y comunicadores que actuaron como verdaderos héroes y heroínas para mantener informado a cada minuto al pueblo de manera profesional y ética las incidencias del paso del huracán Irma por la mayor de las Antillas.

Afirma la misiva que los profesionales del gremio enfrentaron la cobertura con la premisa de que el periodismo es una actividad con alto grado de responsabilidad social y, sobre todo, de servicio público.

Junto con las autoridades y las fuerzas convocadas para asegurar la vida de más de 11 millones de cubanos y cuantiosos recursos materiales en riesgo por el paso del huracán, la experiencia de estos días demostró la labor intensa, arriesgada y prolongada que realizaron los periodistas y medios de comunicación con el propósito de informar sobre cada detalle a la población en una situación que afectó a todo nuestro archipiélago.

Nuestros profesionales, destaca el mensaje, no solo mantuvieron informados a los cubanos y al mundo del paso de Irma, sino que siguieron las instrucciones de los Consejos de Defensa, alertaron de manera inmediata los preparativos para enfrentar el meteoro, acompañaron a las autoridades durante el tenso tránsito de "Irma" dentro o en las proximidades de nuestro territorio, y gestaron alianzas que permitieron una colaboración permanente entre profesionales de la radio, la televisión, la prensa escrita y la digital para mantener las transmisiones en todas las circunstancias y por todos los medios posibles.

La UPEC reconoció la labor de los jóvenes profesionales que vivieron su primera experiencia ante una situación como esa y junto a otros experimentados informadores, garantizaron el trabajo a tiempo completo en situaciones de contingencia.

Como ocurrió en Santiago de Cuba, con el huracán Ike; y en Guantánamo, con "Matthew", con "Irma" los periodistas demostraron otra vez que la información puede salvar vidas y la importancia de incluir en todos los espacios posibles la comunicación relacionada con la gestión del riesgo de desastres y la interacción permanente con las fuentes públicas ante la emergencia, la rehabilitación y la reconstrucción de las zonas dañanas.