Litoral norte de Camagüey seriamente afectado por el huracán Irma (+Fotos)

La Revista Informativa especial de Radio Rebelde, bajo la conducción del narrador deportivo Luis Izquierdo, confirmó al comienzo de esta madrugada que rachas de vientos muy fuertes afectaron a todo el norte de Camagüey, incluyendo los municipios de Minas, Esmeralda y Nuevitas, donde las fuerzas del viento superaron los 170 kilómetros por hora.

Precisiones desde el Centro de Telecomunicaciones de ETECSA en la playa de Santa Lucía, reportaron que la fuerza de los vientos arrasó los árboles que adornaban la hermosa playa agramontina. 

Asimismo se reportan daños y pérdidas de cubiertas de instituciones y casas privadas, y el terraplén que une a Cayo Romano con la provincia se encuentra incomunicado. La Defensa Civil en la zona adopta medidas para que no ocurran daños mayores.

En un contacto con la provincia de Santiago de Cuba, el corresponsal Carlos Sanabia informó que esta madrugada el oriente del país no posee luz eléctrica debido a la parada de la termoeléctrica 10 de Octubre de Nuevitas, que incidió en la generación de la termoeléctrica Antonio Maceo (Renté), de la ciudad indómita.

Asimismo, el reportero Sergio Martínez acotó que durante la reunión del Consejo de Defensa Provincial de Santiago de Cuba se organizaron las brigadas de trabajadores eléctricos que hacen patente la disposición de apoyar la recuperación de territorios fuertemente afectados porque "Amor con Amor se paga".

Este sábado 9, a las 9 de la mañana será abanderado el primer contingente que encabezará Leonel Ruiz Carrión, director de la Empresa Eléctrica en Santiago de Cuba, contingente que estará integrado por 10 brigadas que darán su apoyo en la Playa de Santa Lucía, en el municipio costero de Nuevitas, en Camagüey.

Ernesto Veranes, delegado del ,Ministerio de la Construcción en ese territorio oriental, dijo que los cascos blancos santiagueros están ya dispuestos a salir y apoyar en las construcciones en la especialidad que sea, montadores, techadores, o brigadas de movimiento de tierra.

La Radio Cubana y su sistema de emisoras continúan informando sobre las incidencias en el paso del Huracán Irma, cuyo ojo tocó tierra cubana por Cayo Romano, al norte de la región central del país.

En el programa Portada Rebelde se informó esta medianoche que los vientos del huracán Irma soplarán con fuerza de tormenta tropical en las regiones central y oriental entre 75 y 90 kilómetros por hora, y con fuerza de huracán en la costa norte de la región central del orden de los 160 y 190 kilómetros por hora, con rachas superiores y precipitaciones localmente intensas.

En entrevista con Radio Cadena Agramonte, la presidenta del Gobierno en Camagüey, Isabel González Cárdenas, dio a conocer las afectaciones preliminares causadas por el paso del huracán Irma por esta provincia, donde el ojo de ese sistema tocó tierra cubana en Cayo Romano.

Los mayores daños han sido causados por los fuertes vientos, con rachas de hasta 150 km/h en el municipio de Esmeralda, el más cercano a la zona por donde Irma hizo contacto con la isla.

Según informó González Cárdenas, el terraplén que une a Cayo Romano con la provincia está incomunicado en el puente número 12, y se reportan en el municipio esmeraldense daños severos en cubiertas y fachadas de instituciones estatales y casas particulares, caída de árboles, afectaciones en el servicio eléctrico, y derrumbes parciales y totales.

A su paso por el territorio agramontino por Nuevitas, por ejemplo, la carpintería del hospital Martín Chan Puga sufrió con fuerza los embates de los vientos, al igual que muchas de las granjas avícolas de los polos productivos que existen en ese municipio, y en su vecino de Minas.

En la playa Santa Lucía, desde horas del mediodía se sintieron los embates de fuertes rachas de vientos superiores a los 100 km/h, con olas de hasta dos metros de altura, donde se han deteriorado de forma permanente las condiciones del tiempo, asociado a la presencia del poderoso huracán Irma en el litoral norte de Camagüey.

En la ciudad, propiamente, donde los vientos han alcanzado rachas superiores a los 115 km/h, se reportan igualmente daños en techos y fachadas, caída de árboles y afectaciones en el servicio eléctrico, que para protección de los pobladores, se suspendió en casi toda la provincia cuando el viento comenzó a arreciar.