Biden va a poner un parche

Empeñado en reconstruir las relaciones con Europa, el presidente Joe Biden, tratará de mitigar el daño que en su momento hizo Donald Trump.

El actual mandatario estadounidense estará primero en Cornualles, en el sur de Gran Bretaña, para la Cumbre del llamado G-7 y de paso se reunirá con el premier británico Boris Jhonson. Después irá a Bélgica a la Cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en Bruselas, y también conversará con los líderes de la Unión Europea.

El próximo miércoles concluye la gira con un encuentro en Ginebra con el presidente ruso, Vladimir Putin, en un momento de alta tensión entre ambos países.

En este primer viaje al extranjero no será fácil la tarea de Biden, quien anunció en el diario The Washington Post que buscará renovar el compromiso de Estados Unidos con sus aliados trasatlánticos.

Buscando muletas en Europa

La administración Trump en un inicio le viró la espalda a sus aliados europeos, e incluso tuvo fuertes roces con la OTAN. Después más o menos trataron de enmendar esos desaguisados, sabedores de que esa es la unión político-militar más fuerte de Occidente para mantener el statu quo global.

Pero ya el daño estaba hecho y las cosas nunca volvieron a ser como antes, algo que ahora trata de arreglar  Biden, quien además buscará alianzas para enfrentar a Rusia y China, dos actores que ganan protagonismo en el actual escenario geopolítico mundial.

Estados Unidos sabe que es una potencia en declive que aun conserva una alta cuota de poder, pero empieza a necesitar de muletas. Por eso busca apoyo nuevamente en Europa, donde para enmendar las meteduras de pata de Donald Trump, Biden sale ahora a poner un parche.

 

Escribir un comentario