Lanzan campaña “Mi acción por el planeta” (+Audio)

Con el objetivo de promover el empoderamiento y el protagonismo adolescente en la gestión inclusiva de la reducción de multirriesgos de desastres y en la resiliencia ante los efectos negativos del cambio climático en Cuba, llega en celebración del Día Mundial del Medio Ambiente la campaña Mi acción por el Planeta para crear conciencia en la sociedad en general.

La Dirección de Ciencia y Técnica del Ministerio de Educación junto con la Oficina del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) lanzan, a través de un canal de Telegram, esta campaña de comunicación, la cual pretende insertarse con productos audiovisuales y podcast en las redes sociales de los adolescentes y jóvenes cubanos.

Promover y socializar buenas prácticas ambientalmente sostenibles e inclusivas, protagonizadas por adolescentes en Cuba, forma parte del plan de acción.

Estas acciones contribuyen al incremento de la cultura de la protección del medio ambiente, a la participación de las tareas para favorecer, desde la educación, la mitigación y adaptación ante el cambio climático.

¿En qué contexto se inserta la campaña?

Los desastres generados por peligros naturales serán cada día más frecuentes. El cambio climático aumenta la frecuencia e intensidad de las sequías, inundaciones y otros eventos climáticos severos. Esto, unido a las condiciones de vulnerabilidad imperantes aún en nuestras ciudades, comunidades y zonas rurales, entre otros ecosistemas, propicia la existencia de determinados niveles de riesgos de desastres. Tales riesgos pudieran ser disminuidos si se logra aumentar las capacidades locales de resiliencia. No se puede eliminar los peligros, pero sí reducir las vulnerabilidades.

Por ello, el Sistema de la Defensa Civil cubana y otras organizaciones que trabajan el tema de la reducción de desastres en el país, laboran por la Gestión Inclusiva de la Reducción de los Riesgos de Desastres (GIRRD). Con el propósito de minimizar el impacto de los peligros, toman en cuenta las vulnerabilidades relacionadas con la edad (niñas, niños, ancianos y ancianas), el género y la condición de discapacidad. De esta manera, garantizan la participación de todos los grupos de personas en la planificación e implementación de las medidas para prevenir y atenuar los desastres.

En ese contexto, las escuelas destacan entre las instituciones de mayor importancia para las familias y las comunidades en Cuba, pues constituyen el centro educativo-cultural más integrador de una localidad. En consecuencia, facilitan el trabajo de instrucción, enseñanza y educación con amplio alcance. Ello permite involucrar e integrar programas, proyectos, acciones educativas, entre otros, con las organizaciones y responsables presentes en las comunidades cubanas.

La educación para el desarrollo sostenible y, como parte de ella, la educación ambiental y la educación para la prevención de los desastres, son abordadas en los nuevos planes y programas de estudios en el país. Resulta esencial promover una conciencia ambiental y de gestión inclusiva sobre la reducción de los riesgos de desastres en los niños, niñas y adolescentes, desde la comunidad. Esta constituye una forma efectiva de influir en su propio desarrollo integral actual y futuro, así como en su educación y cultural generales.

El Ministerio de Educación (MINED) ha continuado con el cumplimiento de la Estrategia Ambiental, en particular, la Educación Ambiental en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030.

Se están implementando estos procesos en todas las instituciones educativas del país con diferentes niveles de desarrollo. Se destaca la favorable respuesta educativa desde el MINED y hasta las provincias, municipios e instituciones educativas, en cumplimiento al Plan del Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático “Tarea Vida”. Estas acciones contribuyen al incremento de la cultura de la protección del medio ambiente, a la participación en las tareas metodológicas y educativas para favorecer, desde la educación, la mitigación y adaptación ante el cambio climático.

Desde este contexto y como parte del Programa País, entre la Dirección de Ciencia y Técnica del Ministerio de Educación con la Oficina del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), se articula del 2020-2024 el proyecto de investigación, desarrollo e innovación, “Educación, protagonismo infantil, inclusión educativa y género para la reducción de los multirriesgos de desastres y resiliencia ante el cambio climático desde las escuelas a las comunidades en Cuba”.

Las y los participantes en este proyecto son niños, niñas y adolescentes y docentes de escuelas seleccionadas dentro de las comunidades vulnerables a desastres naturales, tecnológicos y sanitarios, así como a los efectos del cambio climático en 17 municipios expuestos a multirriesgos de las provincias de Pinar del Río, Sancti Spíritus, Granma, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo.

Como objetivo principal se persigue contribuir al desarrollo de los conocimientos, habilidades y actividades educativas desde las escuelas y hacia las comunidades para lograr que disminuyan los efectos de los multirriesgos que pueden ocasionar los desastres naturales, tecnológicos y sanitarios, así facilitar el desarrollo de las acciones educativas de mitigación y adaptación ante los impactos negativos del cambio climático y la protección integral del medio ambiente.

¿A quiénes está dirigida la campaña?

La campaña está dirigida a adolescentes en Cuba, especialmente de seis provincias multirriesgos del país: Pinar del Río, Sancti Spíritus, Holguín, Granma, Guantánamo y Santiago de Cuba.

Como objetivo principal se persigue contribuir al desarrollo de los conocimientos, habilidades y actividades educativas desde las escuelas y hacia las comunidades para lograr que disminuyan los efectos de los multirriesgos que pueden ocasionar los desastres naturales, tecnológicos y sanitarios, así como facilitar el desarrollo de las acciones educativas de mitigación y adaptación ante los impactos negativos del cambio climático y la protección integral del medio ambiente.

Los compromisos de esta iniciativa conectan con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, así como los principales lineamientos establecidos por el Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático, conocido como Tarea Vida.

En el marco de este proyecto, se diseñó la presente Campaña de Comunicación que se extenderá por dos años: 2021-2022.

 

 

 

 

Escribir un comentario