La cubana, una ciencia soberana (+Audio)

Los hombres y mujeres que se dedican diariamente a innovar, investigar, solucionar, sanar, celebran este 15 de enero el Día de la Ciencia Cubana, con el desafío de vencer la pandemia Covid-19.

La contención del nuevo coronavirus en la Isla no puede relatarse sin el aporte de la ciencia que ha garantizado la soberanía tecnológica, mediante el desarrollo, introducción, sustitución y producción de medicamentos, equipos y dispositivos médicos.

“La carpeta de productos Covid-19 de la industria biotecnológica cubana, en diferentes fases de desarrollo, sobrepasa la cifra de 30, incluidos productos antivirales, potenciadores de sistemas inmunes, antinflamatorios, vacunas preventivas, diagnosticadores y equipos médicos”. 

El Ministro cubano de Salud Pública Dr. José Ángel Portal Miranda, en su intervención en el VI Periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular reconoció que el protocolo de tratamiento de la Covid-19 es “auténticamente cubano, donde el 85% de los productos que se usan son producidos por BioCubaFarma”, entre los de mayor impacto citó al Nasalferon, la Biomodulina T, los Interferones así como los medicamentos innovadores Jusvinza e Itolizumab.

La Dra. Teniente Coronel Teresita Montero González, especialista en anatomía patológica, Jefa del Centro de Desarrollo del Hospital Militar Central Luis Díaz Soto, reconoce los resultados del uso de productos de la biotecnología cubana.

“Gracias a las investigaciones que se han hecho en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) se ha visto que esos péptidos que ellos han elaborado, la función que tienen es modular la respuesta inflamatoria y eso es lo que ha permitido salvar la vida de los pacientes. De hecho los casos de autopsias que hemos realizado a fallecidos que antes recibieron el péptido, mueren por la infección bacteriana que han tenido pero no por la respuesta inflamatoria sistémica”.

No se puede hablar de Ciencia Cubana en el 2021 sin mencionar los cuatro candidatos vacunales, que ya se encuentran en ensayos clínicos, Soberana 01 y 02 del Instituto Finlay de Vacunas y Mambisa y Abdala del CIGB, lo cual sitúa a Cuba en el primer país de América Latina en obtener tal resultado, así como en el selecto grupo de 47 países que trabajan hasta hoy en la obtención de una vacuna preventiva efectiva contra el SARS-CoV-2.

Precisamente Yoander Delgado Peña, director de Ingeniería del Instituto Finlay, quien ha liderado el equipo que ha garantizado la tecnología para crear las Soberanas comenta: “el apoyo del gobierno resulta vital para hacer ciencia”.

A él le parece irrisorio que Cuba sea incluida en la lista de países patrocinadores del terrorismo y afirma que hay que vivir lo que pasa diariamente en una institución como el Finlay, allí se es testigo del esfuerzo que hace el gobierno para garantizar las vacunas de los niños. “Es un esfuerzo extraordinario el que hay que hacer.

 

Nosotros hemos tenido al Presidente Díaz-Canel, incluso cuando era Vicepresidente, sentado junto a nosotros en el Consejo de Dirección. Para comprar un equipo son tantas personas, buscando la forma de hacer que llegue, tratando de burlar el bloqueo”.  

Investigaciones virológicas, inmunológicas, genéticas, epidemiológicas, la utilización de la informática y el Big Data, el tratamiento con plasma de convalecientes en pacientes de cuidado y graves no ventilados, el uso de la Ozonoterapia, la fabricación de Ventiladores pulmonares propios, la creación de nuevos laboratorios de Biología Molecular que han ampliado las capacidades diagnósticas, el desarrollo de insumos para las pruebas , como el hisopo y el medio de transporte, necesarios para la toma de muestras, así como medios de protección para garantizar los protocolos de bioseguridad son algunos de los hitos de la ciencia cubana, en el último periodo, sin dejar de mencionar la contribución de ciencias sociales como la psicología y la psiquiatría.

En este día de la Ciencia Cubana no se puede dejar de reverenciar a los hombres y mujeres que sin sentarse a contemplar la epopeya que han protagonizado ya miran el desafiante futuro. 

La batalla que libramos los cubanos contra la Covid-19 y la labor incansable de los profesionales de la salud, científicos de disímiles disciplinas, expertos, y estudiantes, así como representantes de muchos otros organismos, ratifica aquella premisa del Comandante Fidel de hacer del futuro de la Patria, un futuro de hombres de ciencia.

 

 

  

Escribir un comentario