Abelardo Rodríguez, director de radio y artista del lente

Uno de los mejores directores de radio del país, cuya sensible pérdida en plenitud de facultades dejó un vació no sólo en la Radio Nacional, sino en la Cultura del país. Abelardo Rodríguez Antes, nació en La Habana el 4 de enero de 1930. Desde  muy joven  incursionó en las artes dramáticas como aficionado, lo cual le permitió muy pronto convertirse en un profesional actor de teatro, radio y televisión.

Trabajó en Radio Progreso por 40 años como actor, escritor y fundamentalmente como director de programas musicales y dramáticos. Programas como  "Alegrías de Sobremesa", "La Gran Aventura de la Humanidad " y  "La Novela de las Dos", entre otros, tuvieron su sello creativo inconfundible. Su maestría en el quehacer radiofónico lo llevó a acumular importantes premios en Festivales Nacionales de la Radio y Caracoles de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Pero Abelardo Rodríguez no sólo llevó su talento a la  Radio Cubana sino que la fotografía en Cuba  lo cuenta también como uno de sus artistas  más destacados. Entró de la mano del maestro Tito Álvarez al mundo mágico de la imagen fotográfica, a consecuencia de un encuentro en los pasillos de  CMQ, en los  primeros años de la década de los 50. Con mucho empeño y dedicación muy pronto se colocó entre los primeros fotógrafos expositores del Club Fotográfico de  Cuba en cuyos salones adquirió  incontables premios.

Entre 1950 y1960 sus obras son expuestas en salones internacionales en los que obtuvo premios de considerable valor los cuales le permitieron alcanzar la Excelencia de la   Federación   Internacional de Arte Fotográfico...

En los primeros años de la Revolución, su trabajo intenso en la Radio Nacional y su traslado a Radio Moscú para trabajar como locutor en español en la programación de la Radio Soviética para América Latina, lo hicieron alejarse de la fotografía como expresión artística, hasta 1982 que por insistencia de su amigo Tito Álvarez volvió a la amada actividad y en 1984 obtuvo el Premio Nacional de Artes Plásticas de la UNEAC por su serie fotográfica  “Los Paleros”. Su obra fotográfica nuevamente fue en ascenso, crece vertiginosamente y  este desarrollo lo situó nuevamente en la vanguardia de los fotógrafos cubanos. Volvió a exponer  su obra en  salones internacionales, y nacionales.

Arista multifacético, también incursionó en los últimos diez años de su vida en la pintura. Una exposición permanente de su obra pictórica  también se encuentra  en el Tenis de Sancti  Spíritus, provincia en la que trabajó no sólo en  talleres de radiodifusión, sino en  la creación de un taller de fotografía que contribuyó al desarrollo de los artistas del lente de esta provincia en la que dejó imborrables recuerdos  desde que fue junto a otros compañeros a  crear la Sección de Artes Plásticas de la UNEAC por los años 80, hasta su última exposición en la Galería Domingo Fernández Morera.

En  el Festival Nacional de la Radio Cubana y como homenaje a su memoria, los participantes en este evento  pudieron disfrutar de la exposición fotográfica de alguien  que anduvo con todos nosotros en el  duro bregar, no sólo de hacer sino de enseñar a realizar programas de radio de altos quilates para el disfrute de nuestro pueblo.

Director de Radio, Artista del lente y la pintura, pero sobre todo alguien con grandes virtudes como ser humano. Excelente compañero y amigo. Así quedará por siempre en nuestra memoria.