Cuando Marcos Behmaras dirigió Radio Progreso

marco-behmarasHace 53 años el colectivo de la emisora Radio Progreso, la Onda de la Alegría se reúne en Asamblea General, tras la fuga de su dueño para nacionalizar la planta, y por acuerdo de todos sus artistas, escritores y realizadores, decide proponer como su director al destacado humorista, escritor y periodista Marcos Behmaras.

¿Quién era Marcos Behmaras que se convirtió en el primer director de una planta radial de carácter nacional, la más escuchada por el público cubano de mediados del siglo pasado?

En la época, Radio Progreso se distingue del resto de las radioemisoras existentes en Cuba por los programas que se transmitían desde el Estudio Uno, rebautizado hoy como el Estudio1 "Benny Moré", lugar en el cual unas 300 personas podían disfrutar de la actuación de cantantes cubanos y extranjeros y de orquestas de reconocida calidad musical.

Además una de sus mayores fortalezas, que hasta hoy día mantiene, es el diseño de su programación dramatizada, ayer patrocinada por importantes industrias como Crusellas y Sabatés.

Ya desde 1959 Radio Progreso, La Onda de la Alegría, se destacaba por sus transmisiones de las más importantes concentraciones populares realizadas en aquellos años de efervescencia revolucionaria, y en los primeros años de la década de los 60s la emisora reajusta su programación y surgen espacios emblemáticos como La Canción y Tú, y Música Latinoamericana.

Con Marcos Behmaras Radio Progreso asume nuevos modos de identidad cultural, es cuando se abre el abanico a grandes obras de la literatura cubana, universal, la historia, la ciencia y la técnica.

Este hombre hecho por la Radio y para la Radio, debutó como guionista para el medio radial con veinte años de edad. En un programa de la emisora Unión Radio, propiedad de Gaspar Pumarejo, explotó la sátira política con un aire sutil, según lo permitía el ambiente de la época y los intereses de los dueños de la estación.

Su talento y sus inquietudes políticas lo encaminaron a la radioemisora Mil Diez, del Partido Socialista Popular, al que pertenecía desde los 17 años de edad. Allí se desempeñó como jefe de programación y asumió el guión del programa Radio Locuras, donde hizo amplio uso de los efectos sonoros, despliegue de personajes y trucos para provocar la risa.

Ese programa tuvo gran aceptación del público y colocó su nombre entre los imprescindibles de la radio y la televisión cubanas de la época.

Con este genio de la Radio que fue Marcos Behmaras, Radio Progreso, hoy la emisora de la Familia Cubana slogan que comparte con La Onda de la Alegría, inició un camino en crecimiento.

Progreso se presenta como una de las más completas plantas radiofónicas de Cuba, con una programación muy amplia que contempla en su parrilla todo tipo de espacios.

En su nacimiento fue una emisora netamente musical, sin embargo hoy transmite un 60% de su programación musical más, en su génesis sigue siendo la artífice promocional de la obra de nuestros grandes del pentagrama, de la literatura, el deporte, los campesinos, intelectuales y científicos.

Todo ello se debe a que un día 18 de junio de 1960 Marcos Behmaras, un hombre de la Radio, dirigió Radio Progreso.