Desde Villa Clara y tras la ruta del amor (+Audio)

Timón en mano y acompañada de su esposo y suegro, la villaclareña Disney María Villareal recorrió más de 300 kilómetros desde Placetas hasta La Habana.

Una ruta que la llevó también a la Atenas de Cuba y a las instituciones anti-COVID-19 de la provincia.

Gesto noble e inmenso el de su familia, que decidió donar todas las producciones de su finca, perteneciente a la CCS “Orlando Expósito” de Placetas a hospitales de Villa Clara, Matanzas y La Habana, y entregarlos personalmente en su camión, asumiendo el gasto de combustible.

De la sensibilidad, altruismo y solidaridad que caracteriza a la mujer cubana mucho tiene que contar “La China”, que nos confiesa que es como todos la conocen. 

"Es mi aporte a Cuba, es mi manera de demostrar que sí se puede y que acciones como estas son lo que realmente necesita el país".

Cuenta emocionada que siempre llega y se va llorando de los hospitales, cuando siente el amor de médicos y trabajadores que agradecen la valiosa entrega para pacientes positivos a la COVID-19.

“Hemos ido al "Ameijeiras", al "Salvador Allende", al "Militar" de Matanzas y Villa Clara, al "Faustino Pérez", al Cardiocentro "Ernesto Guevara".

Gesto noble que engrandece el alma de cualquier cubano agradecido, que como ella, disfruta las alegrías de una familia con cinco hijos y la menor de un año.

Por último nos dice: "Lo material no lo es todo, hay valores humanos que valen mucho más y que hay que cultivar por encima de todo. El amor a la Patria y la fidelidad, así como la ayuda precisa y oportuna, son fundamentales hoy en Cuba”.