Desde los consultorios médicos de Cienfuegos pesquisas activas enfrentan la COVID-19 (+Audio)

Estudiantes de Ciencias Médicas, junto con trabajadores de Salud Pública, realizan pesquisas activas para enfrentar la COVID-19, desde las ciudades hasta los sitios más intrincados de toda Cuba y esta provincia del centro sur es un ejemplo.

Impacta la presencia de los jóvenes, tan dispuestos recorriendo las calles, los campos y montañas, además de profesores llegando diariamente a cada vivienda y centro de trabajo, todos uniformados, usando nasobucos y caretas protectoras.

Nos emocionamos al escuchar tempranito en la mañana: “¡Buenos días! ¿Cómo están de salud por aquí? ¿Sienten fiebre o falta de aire? ¿Algún otro síntoma preocupante, como diarreas, malestar?” Donde existan casos confirmados de la pandemia y otras zonas de riesgo, son prioridad para las pesquisas activas.

Asimismo, ocupan la atención los pacientes adultos mayores, que viven solos en la comunidad, los enfermos crónicos y los frágiles por alguna causa, los de conductas ambulantes y familias disfuncionales, por riesgo social o hacinamiento en las viviendas. Pesquisas diarias que desarrollan desde los policlínicos, a partir de los datos en las historias de salud familiar precisa la Dra. Arisley Reloba, especialista en Medicina General Integral, Médico del Consultorio No. 26 en el reparto residencial La Juanita ubicado en la Perla del Sur.

“En aquellas casas visitadas, tanto por estudiantes, profesores o por el Equipo Básico de Salud, siempre insisten que, ante la aparición de cualquier síntoma o signo de la enfermedad, deben informar de inmediato al Médico de la Familia. Una vez informados de este dato, acudimos de inmediato a la revisión de los pacientes y su rápida remisión. En el caso de la pesquisa, una vez llagado al Consultorio Médico de la Familia, son recepcionados y se deja en un informe. Son trasladados mediante la Hoja de Salud Familiar diaria de cada consultorio al Departamentos de Estadísticas del Policlínico”.

 “Soy Mariamne Gutiérrez Avilés, estudiante de primer año de Medicina en la Universidad de Ciencias Médicas, de Cienfuegos. Me encuentro haciendo la labor de las pesquisas, la cual pienso que es algo muy bueno para la población”, expresa la joven vestida de completo uniforme y protegida con el nasobuco y la careta.

“Mantenemos los cuidados para no enfermarnos y, además, siempre nuestros profesores, la familia y los vecinos de las casas visitadas están al tanto de nosotros. Tengo un grupo de viviendas, y la mayoría de los moradores, que son personas mayores, cuando me ven ya saben quién soy. Me tratan muy bien, yo les recuerdo las medidas que deben utilizar, tanto en sus hogares, o si salen a la calle. No deben quitarse nunca el nasobuco en la vía pública o ante otras personas. Hacemos sugerencias distanciándonos a más de un metro, con todas las medidas de protección que brinda Salud Pública a los estudiantes y profesores. Debemos cuidarnos, mantenernos en la casa. Pienso que es de las mejores medidas que hasta ahora podemos utilizar”.

 

 

Escribir un comentario