Camilo Hernández, un joven que apuesta por la Ciencia (+Audio)

A lo largo de los años,  el desarrollo de la Ciencia en Cuba ha cambiado la manera de pensar y vivir de los cubanos. Desde el descubrimiento del agente transmisor de la fiebre amarilla hasta la creación del medicamento Heberprot-P, los científicos cubanos han demostrado la pertinencia de su labor. Hoy, en medio de la situación provocada por la Covid-19, estos hombres y mujeres de pensamiento no descansan con el fin de detener el contagio.

En el Día de la Ciencia cubana, el Licenciado Químico Camilo Hernández Bertot, quien labora en el Centro de Estudios Avanzados de Cuba (CEA) habla con orgullo de su participación en la concepción de un sistema que permite recoger y concentrar el ARN viral.

Involucrado en la investigación de plataformas nanotecnológicas para desarrollar nuevos candidatos vacunales, así como en el desarrollo de biosensores basados en biología molecular para identificar distintos patógenos de importancia clínica, Camilo Hernández también habla con admiración de las primeras imágenes capturadas en Cuba del virus Sars-Cov-2.

Inserto en el Departamento de NanoBio Formulación del Centro de Estudios Avanzados de Cuba, el joven científico advierte que aun cuando la Ciencia necesita de financiamiento para realizar una determinada investigación, los beneficios de la misma deben ser puestos al servicio de todos.

El Centro de Estudios Avanzados de Cuba tiene como objetivo impulsar la presencia de nuestra nación en el rápido auge de las nanotecnologías y los mercados bionanotecnológicos. Su misión consiste en el desarrollo de investigaciones científicas en el campo de las nanociencias para la utilización de tales resultados en la economía nacional.

Científicos como Camilo Hernández Bertot demuestran con su quehacer cotidiano  que el  presente y futuro de la Patria descansa, en gran medida, en manos de hombres y mujeres de pensamiento.

 

 

 

 

Escribir un comentario