EE.UU. ordena reducción del personal diplomático en La Habana (+Video)

Josefina Vidal, Directora General para EE.UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

El Departamento norteamericano de Estado confirmó este viernes que ordenó la salida del personal que no es de emergencia asignado a la sede diplomática en La Habana, así como de sus familiares.

El comunicado señala que "permanecerá el cuerpo mínimo para servicios de emergencia".

El documento remarca que "se mantienen las relaciones diplomáticas entre los dos países", restablecidas en julio de 2015, tras más de cincuenta años de ruptura.

Las medidas se dan a conocer pocos días después de que el Ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, fuera recibido por el Secretario de Estado, RexTillerson, en la sede del Departamento de Estado; y examinaran el tema referido a los supuestos incidentes reportados por diplomáticos estadounidenses acreditados en la capital cubana.

Numerosos reportes de prensa recuerdan que Cuba instó a Washington a no politizar un asunto de esta naturaleza, y a que no se tomaran decisiones apresuradas y sin sustento en evidencias y resultados investigativos concluyentes.

Acerca de la presunta ocurrencia de incidentes que causaron supuestas afecciones auditivas a funcionarios de la embajada estadounidense en La Habana y sus familiares, el Canciller cubano ratificó al Secretario Tillerson la importancia de que las autoridades estadounidenses cooperen de forma efectiva con las autoridades cubanas para el esclarecimiento de unos hechos de los que no existen precedentes en la isla.

Embajada de Estados Unidos en La Habana Foto: El Heraldo

Le reiteró que el gobierno cubano no ha perpetrado nunca ni perpetrará ataques de ninguna naturaleza contra diplomáticos. Tampoco ha permitido ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros para este propósito.

Igualmente, le trasmitió que de acuerdo con los resultados preliminares obtenidos por las autoridades cubanas en su investigación, que ha tenido en cuenta datos aportados por las autoridades norteamericanas, hasta el momento no hay evidencias de las causas y el origen de las afecciones de salud reportadas por los diplomáticos estadounidenses.

En medio de este escenario, varias figuras de la extrema derecha anticubana de Miami se han pronunciado a favor del cierre de la Embajada de Estados Unidos en La Habana y el fin de los nexos entre los dos países. El senador republicano de origen cubano, Marco Rubio, envió una carta a Tillerson reclamando medidas extremas.

Este viernes,  el comunicado emitido por el Departamento de Estado que ordena la salida del personal que no es de emergencia asignado a la sede diplomática en La Habana, así como de sus familiares, también reconoce el esfuerzo que el gobierno cubano ha hecho para investigar los alegados hechos y su cooperación.


Vea en video las declaraciones a la prensa de la Directora General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal, acerca de la decisión del Departamento de Estado de reducir el 60 por ciento del personal de su embajada en La Habana, Cuba.

 

 

Escribir un comentario