Cuba seguirá apostando por su soberanía, afirmó Bruno Rodríguez

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, afirmó que la isla caribeña analiza el alcance real de las medidas anunciadas el 15 de marzo último por Estados Unidos, para modificar algunos aspectos del bloqueo económico, comercial y financiero.

En conferencia de prensa que tuvo lugar en el Hotel Tryp Habana Libre, el titular de la cartera de exteriores de Cuba aseguró, que si bien lo anunciado por los Departamentos norteamericanos del Tesoro y Comercio es positivo y marcha en la dimensión correcta, habrá que estudiar su profundidad.

La visita del Presidente de Estados Unidos servirá para identificar nuevos pasos que podrían darse en el futuro entre ambas naciones y anunció además que momentos importantes entre ellos una intervención en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, y sostendrá conversaciones oficiales con el Presidente de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz.

En su intervención, Bruno Rodríguez Parrilla subrayó que la mayor de las Antillas decidió eliminar el gravamen del 10 por ciento que se aplica el dólar estadounidense cuando ingresa al país.

Recordó que dicha carga se estableció en 2004 para el uso de dinero en efectivo, como medida justificada en legítima defensa frente al fortalecimiento de la persecución financiera a raíz del bloqueo económico impuesto por Estados Unidos contra el país caribeño hace más de medio siglo.

También reconoció los pasos de Washington como positivos, pero precisó que la eliminación total de esa política será esencial para avanzar hacia la normalización de las relaciones entre los dos gobiernos.

El diplomático cubano afirmó que no debería existir prohibición a los ciudadanos norteamericanos de viajar a Cuba como destino turístico, es una medida insana, más adelante constató que las medidas anunciadas por la Casa Blanca a pesar de sus ventajas, no hacen una diferencia real al estado del bloqueo impuesto a la Isla.

Rodríguez Parrilla significó que sólo se ha modificado una prohibición absurda, que es el consumo de productos cubanos en terceros países; por lo tanto, las sanciones siguen vigentes a pesar de las modificaciones.

¿Por qué los norteamericanos no pueden acceder a productos cubanos?, cuestionó el jefe de la diplomacia cubana, mientras denunció que tratamientos médicos solo producidos en Cuba les son negados a personas en los Estados Unidos, como el medicamento contra el pie diabético, entre otros.

Igualmente, los pagos que reciben los artistas y deportistas cubanos en el exterior no satisfacen las leyes de impuestos de nuestro país, se establecen normas ridículas para que sus pagos no sean utilizados por el Estado cubano para el bien público, puntualizó.

Nuestro país aprecia y reconoce los llamados del presidente Barack Obama al Congreso de retirar el bloqueo impuesto arbitrariamente contra Cuba hace más de medio siglo, sentenció. No obstante, la realidad es que el bloqueo sigue en vigor después de los anuncios realizados hace 48 horas, indicó Rodríguez Parrilla.

Escribir un comentario