Díaz-Canel: “Somos continuidad de la gesta del Moncada” (+Audio)

Cuando al amanecer de este 26 de julio, el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, llegó a la Granja Boyeros, en el municipio habanero de igual nombre, un centenar de jóvenes lo esperaba para iniciar una memorable jornada productiva, en uno de los sectores que más ha impulsado el gobierno nacional: la agricultura urbana, un programa estratégico para aportar a la economía del país y al bienestar de la familia cubana.

El mandatario fue uno más… abonando los canteros destinados a las hortalizas, cargando la pesada carretilla, llenándose las manos del olor y el color de la tierra, conversando y bromeando, entre fotos y selfies, con los estudiantes de la enseñanza media, las universidades, artistas y campesinos.


Participa Díaz-Canel en trabajo voluntario en La Habana


 

 A la hora de la merienda y el descanso, como en todo trabajo productivo, Díaz-Canel habló a los jóvenes desde el corazón, como un compañero de aula o un profesor cargado de anécdotas y experiencias. Evocó la gesta del Moncada y el compromiso de aquellos jóvenes con las ideas revolucionarias de Fidel y Raúl. El Presidente aseveró que hoy somos continuidad de lo que se gestó aquel 26 de julio de 1953.

“La continuidad significa sacrificio, superar adversidades. Ellos tuvieron que superar adversidades para que la Revolución triunfara; y en estos momentos, estamos enfrentados a adversidades”, reflexionó el mandatario.

Agregó que, en este trabajo productivo “estamos compartiendo sentimientos, convicciones y compromiso. El trabajo es agotador, pero reconforta, oxigena, nos hermana, y es una expresión de solidaridad”.

Sentado con los jóvenes, en un ambiente muy fraterno, Díaz-Canel habló de desafíos para Cuba en el orden económico y social, de amenazas foráneas y de problemas internos que se deberán resolver, destacó los elementos que distinguen a nuestra identidad nacional y los valores que debemos defender como familia y como nación.

En Cuba hay valores compartidos, nuestra sociedad es solidaria, hay hermandad, se valora mucho la amistad, se valora mucho la familia; pero también hay otros valores, somos valientes, los cubanos son corajudos, firmes, dignos, no nos dejamos humillar por nada, y todo eso conforma la identidad, también somos alegres y tenemos un sentido del humor elevadísimo”, reflexionó el Presidente cubano.

En esta jornada productiva también hubo espacio para la guitarra, la música y la poesía. Minutos antes de partir de la Granja Boyeros, del organopónico situado en la barriada de Fontanar, para continuar la agenda de trabajo de este 26 de julio, el Jefe de Estado respondió preguntas de medios de comunicación nacionales y extranjeros, interesados en temas de la realidad económica, política y social.

Díaz-Canel aprovechó la ocasión para enviar un mensaje al pueblo de Cuba, especialmente a su juventud: “En tiempos como estos seguimos siendo rebeldes, pero con una rebeldía que aliente el amor, con una rebeldía que aliente el compromiso por hacer, y con una rebeldía que confirme más nuestras convicciones, una rebeldía que favorezca la unidad”.

“Los muchachos que han estado compartiendo con nosotros esta jornada productiva que también es de trabajo comunitario y voluntario, lo ha demostrado. Cuando uno ve la manera en la que se expresan, la manera en que aportan, la manera en que nos están haciendo propuestas, uno se da cuenta que el futuro de la Revolución y del socialismo en Cuba va a ser sostenido por las nuevas generaciones”, consideró el mandatario cubano.

El Presidente Díaz-Canel compartió este 26 de julio con un grupo de jóvenes de la capital, quienes participaron en una jornada productiva, como parte de las actividades que se realizaron en el país conmemorando el Día de la Rebeldía Nacional. Como él dijo en varias ocasiones, fue una jornada que oxigena y da aliento en medio de los tantos desafíos que tiene Cuba. 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario