Declaración del Parlamento Cubano: “La razón es y será nuestro escudo”

Una vez más, el Parlamento Europeo ha desempeñado el triste papel de rehén de un pequeño grupo de eurodiputados de la extrema derecha obsesionados con destruir la Revolución cubana, quienes tienen un vínculo demostrado con organizaciones radicadas en Miami financiadas por el gobierno de Estados Unidos.

La espuria e injerencista resolución que se acaba de aprobar en el Parlamento Europeo le resta credibilidad a esa institución y refleja la doble moral hacia la nación cubana. No existe en ella intención alguna de cooperar o dialogar, ni la más mínima expresión de respeto a Cuba como país libre, independiente y soberano. Reiteramos nuestro enérgico rechazo a este engendro promovido por los representantes más extremistas de las agrupaciones políticas españolas Partido Popular y Vox, quienes no tienen ninguna autoridad moral para juzgar a Cuba y que han trasladado sus rencillas políticas internas contra el actual ejecutivo de ese país al Parlamento Europeo.

Frente a la retórica violenta, vulgar y neofascista de este grupo minoritario de europarlamentarios, se alzaron voces dignas que expusieron la verdad sobre Cuba y calificaron esta acción como una hipocresía. Se refirieron al bloqueo de Estados Unidos como la más flagrante violación de los derechos humanos del pueblo cubano y exigieron su eliminación, al tiempo que defendieron el desarrollo de una relación respetuosa y constructiva entre Cuba y la Unión Europea.

Una resolución como esta, plagada de doble rasero, no nos quita el sueño. Los legisladores cubanos, junto al pueblo, del que somos parte inseparable y al cual nos debemos, trabajamos para fortalecer la estructura normativa de nuestra nación, que prioriza el disfrute pleno de todos los derechos humanos para todas las personas.

En Cuba, la cultura es de alcance universal y el Estado preserva el acceso cada vez más amplio del pueblo a todas sus manifestaciones. La cooperación médica cubana, de la cual también se han beneficiado pueblos europeos, es un paradigma de la proyección exterior de la Revolución sobre la base del principio martiano de que “Patria es humanidad”.

Las campañas promovidas por los enemigos y sus lacayos fracasan ante la voluntad de nuestro pueblo de seguir avanzando unido en la construcción de una sociedad cada vez más justa y democrática.

La razón es y será nuestro escudo.

Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba

 La Habana, 10 de junio de 2021


Comunicado del Grupo de Amistad y Solidaridad con el Pueblo de Cuba en el Parlamento Europeo

Los miembros del Grupo de Amistad y Solidaridad con el Pueblo de Cuba lamentamos que se haya incluido en el orden del día de esta Sesión Plenaria un debate estéril sobre la situación política y de los derechos humanos en Cuba a propuesta de la derecha y la extrema derecha del Parlamento Europeo con el único objetivo de torpedear el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC) entre la Unión Europea y sus Estados miembros y la República de Cuba.

Lamentablemente, algunos diputados del Parlamento Europeo, principalmente españoles del PP, Ciudadanos y VOX, no aceptan que la Posición Común de José María Aznar haya terminado y que la UE haya abierto una nueva etapa en sus relaciones con Cuba, promovida por el presidente Zapatero junto con otras fuerzas políticas, con el pleno apoyo de todos los Estados miembros, sin excluir a ninguno, sin importar la orientación política del gobierno de turno.

Lamentamos concretamente que el debate con el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, se haya centrado principalmente en una serie de cuestiones relacionadas con el llamado “movimiento de San Isidro” en lugar de en el levantamiento del criminal embargo económico, comercial y financiero de EE.UU. contra Cuba y su impacto negativo en los derechos humanos de los cubanos, aunque la Asamblea General de las Naciones Unidas haya adoptado 27 resoluciones consecutivas pidiendo el fin del mismo; la retirada de Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo de EE.UU. y la suspensión de la aplicación de los Títulos III y IV de la Ley Helms-Burton; la importancia de retomar la senda promovida durante la administración Obama, como camino hacia la normalización de las relaciones bilaterales entre ambos países; y el hecho de que el gobierno cubano haya desplegado 4.000 médicos para ayudar a casi 40 países a responder a la pandemia del COVID-19; y que se hayan desarrollado cinco candidatos vacunales que permitirán inmunizar a toda la población cubana antes de que acabe este año.

Este Parlamento habla obsesiva y constantemente de las violaciones de los derechos humanos por parte del gobierno cubano, pero olvidan que el diálogo sobre derechos humanos entre la UE y Cuba, liderado por el Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos, se estableció en 2015 y que el pasado mes de febrero tuvo lugar el tercer diálogo formal sobre derechos humanos en el marco del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación UE-Cuba.

La UE, y en particular la Comisión y el SEAE, han reconocido públicamente los avances realizados por Cuba hasta el momento para un mayor reconocimiento de los derechos fundamentales en el país y el apoyo al proceso de modernización y apertura en curso, como lo demuestra la reforma constitucional de 2019, que reconoce el procedimiento de habeas corpus y otros derechos fundamentales importantes, como se puso de manifiesto recientemente durante la última reunión del Grupo de Seguimiento de Cuba de la Comisión de Comercio Internacional que tuvo lugar el pasado 23 de febrero de 2021.

Creemos firmemente que la UE debe seguir promoviendo el diálogo, la cooperación, la apertura política y el entendimiento mutuo entre la UE y Cuba y, por ello, reiteramos nuestro apoyo al Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación que supone una victoria para quienes defendemos el diálogo y la cooperación con la isla.

Bruselas, 09 de junio de 2021

Escribir un comentario