Brigada médica en Surinam, orgullo cubano (+Audio)(+Video)

Este domingo arribaron a Cuba los colaboradores de la brigada médica cubana Henry Reeve, quienes luego de permanecer 14 meses en Surinam combatiendo la pandemia de la COVID-19 lograron ganarse la aceptación y el respeto de los pacientes.

De acuerdo con la Doctora Marianela Ortega, Jefa de la brigada, una vez que llegaron a esa nación, los profesionales cubanos se insertaron a la brigada que anteriormente trabajaba en el territorio y comenzó a trabajar en la línea roja.

“Allí laboramos en hospitales estatales y de campañas, y durante las diferentes olas por las que ha atravesado Surinam, los médicos cubanos estuvimos en la primera línea de combate”, señaló la especialista en epidemiología. 

Tras su llegada a Cuba, las palabras de bienvenida fueron expresadas por el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien de manera virtual, reconoció la labor realizada por los profesionales de la salud cubanos.

De acuerdo con el mandatario, la brigada cubana defendió nuestros ideales de solidaridad y nuestra manera de concebir la salud pública como un derecho de todos en otras latitudes.

Para quienes trabajaron en pos de ver cumplido su deber, Surinam representó un crecimiento profesional y personal, así lo refirió la Jefa de la brigada, quien señaló que estuvieron muy pendientes y actualizados sobre nuevos protocolos, terapias, vacunas, cepas nuevas, hallazgos clínicos, complicaciones y tratamientos.

Por su parte la Licenciada en Enfermería Magdarelis Hernández Mariano destacó que en Surinam dejaron compañeras que laboraron codo a codo desde el primer día de combate a la pandemia.

“Fue una experiencia muy bonita con los pacientes, quienes a pesar de no conocernos porque llevábamos los equipos de protección, sabían que éramos cubanos y nos solicitaban la atención a nosotros”, aseguró la colaboradora.

En tiempos en los que los sistemas sanitarios colapsan, Cuba ha brindado su mano solidaria demostrando su vocación humanista, y su trabajo en favor de la fraternidad de las naciones. 

Según ratificó la Doctora Ortega, esta labor es precisamente la que hace a la brigada cubana merecedora del Premio Nobel de la Paz, pues es una actividad profundamente humana que defiende la salud mundial; en tanto, la enfermera Hernández Mariano señaló que se hace una tarea muy reconocida en el mundo y que es recibida con los brazos abiertos.

En Surinam los profesionales cubanos laboraron en las unidades de aislamiento para casos sospechosos o positivos de coronavirus, y participaron en labores de pesquisa de pacientes sospechosos de COVID-19, entre otras actividades.

Durante los 14 meses de trabajo, fueron atendidos en consulta 20 mil 335 pacientes, de ellos 14 mil hospitalizados; además, se realizaron 97 mil procederes de enfermería.

Editora. Carmen Torres

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario