Díaz-Canel: Arreciar la exigencia para dar golpe demoledor a la COVID-19 (+Audio)

Hay que arreciar la exigencia en el cumplimiento de todas las medidas establecidas, para dar un golpe demoledor a la COVID-19, expresó el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez durante la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el enfrentamiento a la epidemia, que este lunes evaluó el escenario nacional y enlazó a través de videoconferencia a las quince provincias y el municipio especial Isla de la Juventud.

“Hay que arreciar con todas las medidas, arreciar con la exigencia de todo lo que hemos aprendido, y centrarnos para darle un golpe demoledor a la situación que tenemos con la epidemia”, subrayó el mandatario.

A pesar de las insatisfacciones y de los problemas que todavía persisten en el combate a la COVID-19, el Jefe de Estado reconoció el esfuerzo que se ha realizado en todos los territorios del país y los resultados alcanzados, en medio de escenarios muy complejos.

En ese sentido, al analizar deficiencias detectadas en los últimos días, consideró que no puede existir espacio para las negligencias. 

“Mucho menos puede existir espacio para el cansancio, y los que dirigimos somos los que tenemos que impregnarle a la gente todo ese compromiso, tenemos que estar delante en ese combate, somos los que tenemos que estar propiciando el ambiente de trabajo y de comprensión para que nos demos cuenta del momento en que estamos y cómo tenemos que hacer las cosas”, reflexionó el Presidente cubano.

De igual manera, enfatizó que “ya nos urge controlar definitivamente este rebrote”.

Díaz-Canel ofreció sus consideraciones relacionadas con la situación epidemiológica que vive el país, luego de que el Titular de Salud Pública José Ángel Portal Miranda presentara una información detallada acerca de los problemas detectados en varias provincias que fueron evaluadas por un equipo de trabajo del Ministerio.

La disminución en la percepción de riesgo evidenciada en actuaciones irresponsables de la población, la inadecuada pesquisa clínica activa y efectiva -de manera particular la dirigida a los vulnerables- las deficiencias presentadas en la encuesta epidemiológica y el incumplimiento de protocolos aprobados en la Atención Primaria de Salud, son deficiencias que impactan en el efectivo enfrentamiento a la epidemia en el país.

Minuciosamente, y de manera diferenciada, el Presidente Díaz-Canel evaluó la situación de cada territorio y las condiciones particulares de cada uno para cortar la transmisión de la COVID-19.

En su intervención, el mandatario cubano insistió en la necesidad de cumplir con rigor todas las medidas que el país ha adoptado durante el enfrentamiento a la epidemia.

“En ocasiones hemos discutido la necesidad de intensificar las medidas, pero nos hemos dado cuenta que el asunto no es adoptar nuevas medidas; sino, realmente, lo que hay que hacer es trabajar con el contenido exacto de todo lo que hemos ido aprendiendo y de todas las medidas que hemos ido aplicando en los diferentes momentos de la enfermedad”, puntualizó.

En el caso particular de La Habana, el territorio del país con la situación más complicada -con más de 41 mil casos confirmados durante toda la epidemia, de ellos más de 7 mil diagnosticados en los últimos quince días- se realizó en el Palacio de la Revolución un análisis crítico y riguroso, con la participación de las máximas autoridades del Consejo de Defensa Provincial y sus estructuras municipales.

Dirigentes de los municipios de Centro Habana, San Miguel del Padrón, Arroyo Naranjo y Habana del Este, se refirieron a las deficiencias señaladas por el Ministerio de Salud Pública y el refuerzo de las medidas de control epidemiológico para lograr la contención de la COVID-19en la capital.

En este tema, el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez convocó a trabajar de manera diferenciada en los barrios y comunidades, movilizando la conciencia popular.

“Tenemos que lograr que, en medio de esta situación sumamente compleja, la gente entienda que hay que hacer un extra, y que depende mucho de ello que podamos cortar la transmisión. Eso como único lo podemos hacer es convenciendo, hablando con la gente, hablando con sinceridad”, sugirió el mandatario.

Acentuó, además, que las personas deben asimilar que, aunque tengamos un sistema de salud que se ha volcado a esta tarea, que existe una gestión de gobierno, que contamos con nuestra ciencia; si no hay un comportamiento distinto, no podremos cortar la transmisión.

Incrementar el rigor en los procedimientos para lograr una pesquisa efectiva, cumplir los protocolos establecidos para el aislamiento domiciliario de los contactos de casos confirmados y sospechosos, y redoblar la exigencia de los cuadros y directivos que deben conducir estos procesos para eliminar los problemas de organización que todavía persisten, fueron otros asuntos acerca de los que reflexionó el Jefe de Estado en el encuentro donde también participó el Vicepresidente de la República Salvador Valdés Mesa.

Al resumir el intercambio, el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz insistió en la responsabilidad individual y colectiva que deben tener todas las personas e instituciones del país en el cumplimiento de las medidas establecidas para enfrentar la epidemia, con énfasis en La Habana, que presenta la situación más compleja.

“Es importante que comprendamos la importancia que tiene para el país resolver la situación de la capital, porque nosotros no podemos hablar de éxito y de resolver el enfrentamiento a la epidemia en el país, si no lo resolvemos en La Habana”, subrayó el Jefe de Gobierno.

Marrero Cruz aseguró que “lo que queda claro es que hay que exigir el cumplimiento de lo que está establecido, cumplir y hacer cumplir los protocolos establecidos para enfrentar esta pandemia; y, por lo tanto, lo que hace falta es más disciplina, exigencia, control y aplicar el rigor con los irresponsables que violan lo que está establecido”.

La reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el enfrentamiento a la COVID-19 ratificó la importancia de que cada persona cumpla con su responsabilidad ciudadana en esta batalla contra la epidemia, que es un problema de todos.

Como indicó el Presidente Díaz-Canel, con la conciencia popular se tendrá que dar el golpe demoledor a la epidemia y para ello se necesita buscar las fuerzas del pueblo que están en cada barrio.

Las medidas, claramente definidas desde hace más de un año, con aquellas de refuerzo que se le han añadido en este difícil camino, requieren más que nunca de su cumplimiento total, para junto a la entrega del personal de la salud y los resultados de nuestros científicos, dar la estocada final a la enfermedad.

 

 

 

 

 

Escribir un comentario