Retroceder ante la COVID-19 no es una opción, tenemos que avanzar (+Audio)

Con una tendencia a mantener el número de casos positivos, Cuba sigue apostando por un rápido control de la enfermedad que depende de la disciplina estricta en el control de los protocolos sanitarios, la autorresponsabilidad individual y la disciplina en el respeto al distanciamiento físico entre las personas, mientras La Habana y Santiago de Cuba concentran la mayor cantidad de pacientes contagiados.

De tal suerte, el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno encabezado por el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez y conducido por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, intercambió por videoconferencia con las máximas autoridades del gobierno de los territorios, donde la trasmisión del virus mantiene una alta incidencia.

En Pinar del Río, la dispersión de la COVID-19, hace más compleja la situación. La provincia mantiene 375 casos activos hasta este jueves, cien más que en igual período de la pasada semana, lo cual provocó el llamado del Jefe de Estado cubano por el crecimiento exponencial de enfermos, principalmente la mayoría en la cabecera provincial.

Situación similar tiene la occidental Mayabeque donde falta efectividad en la identificación de personas con síntomas, la calidad de las pesquisas y en la aplicación de medidas de contención en la comunidad, asuntos reconocidos por la gobernadora, Tamara Valido Benítez.

La capital del país, entretanto, ha comenzado el aislamiento de los contactos de casos confirmados de primer orden, principalmente en los municipios de la Habana Vieja, Centro Habana, el Cerro y ahora en Diez de Octubre, donde la situación epidemiológica es más compleja, aunque los quince municipios de La Habana tienen una altísima circulación del virus.

Cuatro provincias del centro Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila rindieron cuenta ante el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno, todas reportan pacientes contagiados al cierre de la jornada del miércoles.

En el caso de Camagüey, tiene como elemento significativo el número de enfermos sin identificar las fuentes de infección demostrada, un total de 52, al tiempo que las medidas sanitarias aplicadas no han sido todo lo efectivas al crecer en las cifras de activos: en los últimos quince días, 267.

Yoseili Góngora López, gobernadora de la provincia agramontina se refirió a las acciones que allí se realizan vinculadas con la profundización de la encuesta epidemiológica y el seguimiento puntual a la cadena de contagios en todos los niveles, de los contactos directos y contactos de contactos.

En la reunión del Grupo Temporal de Trabajo en la que participó el Segundo Secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura, las provincias que abarcan el territorio oriental sostienen la tendencia a una alta circulación de la COVID-19: Holguín, Santiago de Cuba, Guantánamo y Granma.

Si bien es cierto que se realiza un estricto seguimiento en todo el país para neutralizar el impacto de la COVID-19, y que el número de pruebas de PCR en tiempo real se mantiene alto, retroceder no es una opción, y necesitamos avanzar en el menor plazo posible en el control de la enfermedad, disminuir las cifras de pacientes activos con el virus y evitar cada vez más, que las personas se contagien.

 

 

 

 

 

Escribir un comentario