Incrementar la responsabilidad familiar en el cuidado de niños y adolescentes (+Audio)

Con un ligero decrecimiento del número de casos positivos al cierre del domingo, en relación con jornadas anteriores, el país transita hacia una meseta en la curva de enfermos con la COVID-19, aun cuando la situación epidemiológica sigue siendo compleja.

El presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, encabezaron este lunes la reunión del Grupo Temporal de Trabajo en intercambio con las principales autoridades de los gobiernos de las provincias.

Al informar en la videoconferencia, el titular de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, volvió a llamar la atención acerca de las cifras de contagios con el virus en el país, y la importancia de la responsabilidad familiar en el cuidado y protección de los niños, adolescentes y jóvenes menores de veinte años. Del total de casos confirmados al cierre del domingo, el 14 coma dos por ciento correspondió a este grupo de edades.

Precisamente, hasta el domingo la cifra de casos activos en edades pediátricas era de 709, y un paciente estaba reportado de grave estable. Al tiempo que 40 gestantes y seis puérperas se mantienen como casos activos, con evolución favorable.

En el análisis presentado por el titular de Salud Pública cubano se insiste en el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad en las instituciones estatales, no siempre a la altura de la exigencia del escenario epidemiológico que vive el país, lo cual se refleja en el total de 529 multas aplicadas en un solo día debido fundamentalmente a violaciones de las medidas sanitarias vigentes de la cuarentena indicada, uso incorrecto del nasobuco y ausencia de soluciones desinfectantes para manos y superficies, tal como lo establecen los protocolos sanitarios.

La situación del balance entre altas médicas e ingresos hospitalarios, el número de casos activos y las capacidades para la atención, no solo a positivos sino a sus contactos y los sospechosos, formaron parte de los análisis de la reunión en la que participaron también el Segundo Secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura y el vicepresidente Salvador Valdés Mesa.

La Habana, junto a Santiago de Cuba y Guantánamo, siguen siendo las provincias de mayor complejidad epidemiológica por el incremento de las tasas de incidencia de enfermos por cada cien mil habitantes. La capital puntualiza diariamente sus capacidades en centros de aislamiento y hospitales, afirmó el gobernador Reinaldo García Zapata. En el caso de los primeros, disponen de 1474 destinadas a sospechosos, en tanto 5 mil 400 están contempladas para los confirmados.

Guantánamo, por su parte, tiene una de las mayores vulnerabilidades en las pesquisas. Al decir de la máxima autoridad del gobierno en esta provincia, Emilio Matos Mosqueda, urge mejorar la calidad de las mismas y la exigencia sanitaria, como medida de prevención ante la enfermedad.

En el caso de Camagüey, reporta 46 casos donde no han podido identificar la fuente de infección, lo cual demanda mayor profundidad en la encuesta epidemiológica asociada a la atención primaria de salud y la pesquisa.

Junto a La Habana, Santiago de Cuba, Guantánamo y Camagüey, otras seis provincias informaron este lunes ante el Grupo Temporal de Trabajo.

Además de la protección y cuidado a los grupos de edades hasta los veinte años, y la responsabilidad familiar que ello conlleva, se insiste igualmente en ganarle tiempo al tiempo, entre el momento del inicio de los síntomas y el ingreso hospitalario de las personas lo cual permitirá evitar que los pacientes evolucionen hacia formas más graves de la enfermedad.

Al cumplirse casi once meses de enfrentamiento a la COVID-19 en el país, los protocolos sanitarios se fortalecen y con la experiencia acumulada en la prevención y control de la enfermedad, podemos lograr entre todos, ganar esta batalla.

 

 

 

Escribir un comentario