Presidente cubano destaca fortalecimiento de nexos con emigrados

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, aseguró hoy que el fortalecimiento de los vínculos entre el país caribeño y sus nacionales en el exterior es continuo e irreversible.

Como en el 1978, nuestro Gobierno quiere reiterarles la voluntad de continuar desarrollando un diálogo franco y amplio con nuestros connacionales en el exterior, manifestó ante emigrados residentes en Estados Unidos que se reunieron con él en la Misión Permanente de la isla ante la ONU.

El jefe de Estado hizo alusión a ese año, porque fue entonces cuando se realizó el primer diálogo del Gobierno cubano con personas representativas de la comunidad de la isla en el exterior.

De acuerdo con el mandatario, el objetivo fundamental fue entonces, y sigue siendo hoy, estrechar y fortalecer los vínculos con esos cubanos.

“Aunque era un estudiante recién ingresado a la Universidad, recuerdo muy bien aquel primer contacto, por el documental 75 hermanos, donde algunos de ustedes aparecen tan jóvenes que ahora cuesta identificarlos”, expresó a los asistentes a la cita de este viernes.

En la familia separada por la emigración, aquel diálogo tuvo un impacto tremendo. Y en los que no teníamos familia emigrada, también, porque cualquiera tenía una novia, un compañero de aula o un vecino que emigró a Estados Unidos, recordó el dignatario.

De manera que creo que nadie fue indiferente, agregó, a aquel encuentro del que emergieron los primeros cambios trascendentales en la política migratoria cubana y en el tratamiento hacia nuestros nacionales en el exterior.

El presidente cubano apuntó que aquel contacto de 1978 ocurrió en uno de esos periodos que han durado poco en las relaciones con Estados Unidos, cuando comenzaban a tener lugar discretos cambios en la política del Gobierno norteamericano hacia la nación antillana.

Pero esa todavía era una etapa difícil para desarrollar nuestros vínculos, el terrorismo originado en Estados Unidos contra Cuba continuaba generando un grado de desconfianza que obligaba a priorizar la defensa de la patria y dificultaba el acercamiento, aún con la voluntad de ambas partes de avanzar, lamentó.

A pesar de las dificultades, agregó el gobernante, la tendencia a favor del entendimiento y los vínculos se fue imponiendo año tras año, con avances concretos, y la emigración dejó de ser políticamente homogénea y de ser llamada en bloque 'exilio', con el impulso de nuevos migrantes y generaciones de cubanos.

Ello se ha dado muy a pesar de la corriente minoritaria y extremista que aún promueve la confrontación entre los cubanos residentes en el exterior y su patria, señaló.

Por nuestra parte, hemos reiterado la disposición a conversar con el gobierno de los Estados Unidos, sobre la base de la igualdad y el respeto a la soberanía y la independencia de nuestro país, así como a proseguir el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés común.

Nunca olvidaremos la oportunidad que nos han dado hoy de acercarnos a la Patria extendida en ustedes, aquí, en la misma ciudad donde dicen que los humildes emigrados cubanos dieron a Martí el título de Apóstol.

Permítanme confirmarles que el fortalecimiento de los vínculos entre Cuba y sus nacionales en el exterior es continuo e irreversible, como muestra de la continuidad de la Revolución y de la Unidad de la Nación.

 Palabras del Presidente Miguel Díaz-Canel en el encuentro con los cubanos que viven en Estados Unidos.

Fuente. Prensa Latina

Leer más

- Medio millón de cubanos residentes en EE.UU. podrían viajar a la isla

- Presidente cubano exhorta a emigrados a opinar sobre Constitución

- Díaz-Canel pide cumplir voluntad de mayoría: poner fin al bloqueo

Escribir un comentario