Presidente de Cuba desarrolla cuarta jornada de intenso trabajo en Nueva York (+Audios)

Para el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez y la delegación que lo acompaña a Estados Unidos, reunirse con empresarios y líderes de distintas organizaciones del sector agrícola en este país ha sido indispensable, por cuanto es uno de los que más ha empujado para avanzar en los nexos entre ambos países.

El intercambio constató la necesidad de eliminar las restricciones del bloqueo que impone Washington. En ese sentido, el mandatario cubano recordó que no es la isla la que pone obstáculos a las relaciones comerciales con EE.UU.

Durante el encuentro, que tuvo como sede la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas, Díaz-Canel aseguró que "independientemente del recrudecimiento del bloqueo y de las medidas contra Cuba que ha tomado la nueva administración de los Estados Unidos, nosotros seguimos abiertos al diálogo con los Estados Unidos".

Asimismo consideró que "hay muchas razones históricas, socioculturales, que muestran que hay un interés marcado del pueblo norteamericano y del pueblo cubano, de los cubanos residentes en los Estados Unidos, que desean las relaciones entre ambos gobiernos y entre ambos pueblos, y cuando uno se pone a analizar qué es lo que está pasando, por qué se produce este retroceso, en el proceso de restablecimiento de relaciones en el que veníamos avanzando, en el segundo mandato de Obama, creemos que solo tiene que ver con que hay intereses de una minoría que lucrando con la política trata de frenar esas relaciones".

En ese sentido, el dignatario caribeño subrayó que "nos vamos por encima de eso y queremos ante ustedes ratificar que nosotros venimos con un mensaje de diálogo, no vamos a cerrar en ningún momento la posibilidad de conversar, de dialogar, pero siempre que sea sobre una base de respeto, sin condicionamientos y sin imposiciones".

Destacó que los representantes del sector agrícola han estado muy permanentemente activos en la relación con Cuba, y que "mucho de lo que pueda influir en que se levante el bloqueo, en que se fracturen todas estas medidas en contra de las relaciones entre nuestro países, tiene que ver también con la actividad que ustedes hacen, con la manera en que ustedes negocian o muestran su inconformidad con estas restricciones, y para nosotros es muy importante que personas como ustedes puedan visitar Cuba, podamos conversar, podamos intercambiar para que se conozca realmente nuestra realidad, y a partir de eso ir creando toda la fortaleza y la construcción de unidad que nos permita acabar con el bloqueo".

Más adelante expresó, que este este "es un sector que para nosotros es muy necesario. Cuba hoy tiene que importar anualmente más de 2 mil millones de dólares en alimentos. Lo hace en condiciones muy complejas con países que están a enorme distancia, donde el pago por flete es muy alto, donde de hecho nos suben los precios porque saben las necesidades que tenemos y saben también las limitaciones que tenemos, y comprar alimentos que se conocen son de muy buena calidad, producidos por ustedes, también para nosotros representaría facilidades y oportunidades. A veces la gente dice, bueno Cuba es pequeña, no es un mercado grande, yo siempre digo: bueno, eso es relativo, porque nosotros somos un mercado para 11 millones de cubanos. O sea, cuando compramos alimentos estamos pensando en comprar para once millones que es toda la población cubana, y once millones de personas no es un mercado a desaprovechar.
Ustedes han tenido mucha voluntad por esta relación comercial con Cuba. Los cubanos conocemos la calidad de los productos agropecuarios norteamericanos, pero también un intercambio con este sector nos permitiría la transferencia de tecnología".

La Coalición Agrícola de Estados Unidos para Cuba (USACC, por sus siglas en inglés), y la Asociación Nacional de Departamentos Estaduales de Agricultura (NASDA) fueron protagonistas del encuentro sostenido con el Presidente cubano.

Gracias a múltiples esfuerzos dentro del sector agrícola estadounidense, desde 2001 se iniciaron las ventas de productos agrícolas y alimentos a Cuba, las cuales se realizan en una sola dirección, pues se mantiene la prohibición de las exportaciones cubanas hacia Estados Unidos.

Apenas sobrepasados los momentos de intensas emociones vividas anoche en la Iglesia Riverside, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel reinició hoy su jornada de trabajo, con la visita al Arzobispo de Nueva York, Timothy Michael Dolan.

El Jefe de Estado antillano llegó a la Catedral de San Patricio al filo de las diez de la mañana, y ahí, lo esperaba el Arzobispo y Cardenal católico estadounidense, quien preside la conferencia episcopal de Estados Unidos y se convirtió en Arzobispo de Nueva York desde el 2009.

Luego de los intercambios de saludos, ambas personalidades dialogaron durante más de media hora. "Gracias por su visita, sea bienvenido", fueron las primeras palabras del Cardenal de Nueva York al encontrarse con el líder cubano.

Entretanto, el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba habló del simbolismo de su visita a la Iglesia Riverside, pues coincidió con los 18 años del discurso de Fidel a ese escenario donde el Comandante en Jefe estuviera dos veces.

La arquidiócesis de Nueva York radica en la Catedral de San Patricio, considerada la mayor de su tipo de estilo neogótico de América Norte y se encuentra ubicada en pleno corazón de Manhattan.

Tras finalizar su encuentro con Díaz-Canel, el Arzobispo y Cardenal de Nueva York Timothy Michael Dolan, lo calificó como un hombre de honestidad, esperanza y sueños.

"Me conmueve compartir con él las esperanzas de una nueva amistad entre los pueblos de Cuba y los Estados Unidos (…) y como dice el Papa Francisco, siempre estamos mejor cuando construimos puentes y no muros", destacó el líder eclesiástico.

La agenda de trabajo del alto dirigente antillano a Estados Unidos continúa en su cuarto día de trabajo en la ciudad de Nueva York.

Fuentes: Radio Rebelde, cuentas de Facebook y Twitter y reportes de Angélica Paredes y Demetrio Villaurrutia, enviados especiales de la Radio Cubana / Editor: Conrado Vives Anias

 

Escribir un comentario