Por Cuba, elecciones de democracia y transparencia

Más de 8 millones de cubanos están convocados este domingo a las urnas para elegir, en ejercicio de total democracia y transparencia, los diputados al Parlamento y los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular, informó el espacio Matutino de la emisora Radio Reloj.

Desde las 7 de la mañana y hasta las 6 de la tarde, abrieron sus puertas en todo el país 24 470 colegios electorales, de ellos 143 especiales, ubicados en terminales de ómnibus, centros de producción u otros sitios de alta concentración de personas.

Más de 200 000 autoridades electorales participan en esta jornada de elecciones, en la que se podrá votar por uno, varios o todos los candidatos.

Dos boletas recibirán los ciudadanos con derecho al sufragio, una verde para votar por los diputados, y otra blanca para los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular.

Votar por la Cuba que nos legó Fidel

Un ciudadano humilde del pueblo, sin un centavo, puede ser electo... Qué gran verdad esa que en una sola idea sintetizara el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, principal artífice de un sistema electoral como el nuestro: transparente, honesto y en el que el protagonismo es del pueblo.

Las elecciones -dijo- no constituyen un concurso de popularidad; son en todo caso, un concurso de méritos y un concurso de capacidades. Justo por ello, los cubanos acudimos hoy a las urnas para elegir los diputados al Parlamento y los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular.

En los colegios estará nuestro pueblo investido en autoridad electoral, con total apego a la verdad. Y a cada lado de las urnas, un espacio para los pioneros, pues son ellos quienes, como en ningún otro lugar del mundo, las custodian.

Todos los cubanos mayores de 16 años, que cumplan los requisitos establecidos por ley, están convocados hoy a las urnas.

Esencial ha sido el acompañamiento de los Comités de Defensa de la Revolución y la Federación de Mujeres Cubanas, que contribuyeron no solo en el engalanamiento de los colegios, sino para que este domingo sea una fiesta de la democracia en Cuba.

Otra ocasión para que el pueblo ratifique el camino independiente que escogió en enero de 1959, como ruta irreversible y garantía de la preservación de las conquistas sociales alcanzadas durante más de medio siglo.

Porque en Cuba, como aspiraba Martí, el voto se conquista por el mérito propio, por el esfuerzo constante, por el valer real; por lo que se ha hecho antes, no por lo que se promete hacer.

Escribir un comentario