Cuba no renuncia a su compromiso con la vida