Enfermero cubano en Venezuela no se rinde en Zona Roja