Batalla político-ideológica: una prioridad de la Revolución