Reflexiones de Alberto López Díaz, Gobernador de Villa Clara y delegado al 8vo Congreso