Radioyentes, una familia que crece

Cada 19 de marzo la Radio Cubana celebra el Día del Oyente. Es una ocasión importante porque va dedicada a quienes todos los días, y a cualquier hora, reciben el fruto del esfuerzo y la creatividad de quienes desde distintas funciones nos dedicamos a crear, producir y transmitir espacios radiofónicos.

El Día del Oyente se instituyó a nivel nacional en el año 2017 aunque a decir verdad, los clubs y grupos de amigos abundan desde mucho antes en las provincias cubanas. Así la celebración reconoce una realidad que ya existía, y ahora se estimula y acoge con entusiasmo. 

A pesar de estos tiempos prolongados de pandemia, no pude contener mi deseo de visitar a un matrimonio cienfueguero que forma parte del Club de Amigos de Radio Ciudad del Mar, ya en el onceno aniversario de su creación. Con todas las medidas previamente tomadas, llegué a su hogar donde fui bien recibido y con quienes conversé al respecto de la fecha, que no debe de pasar por alto. 

Rafael Arce Richardson y su compañera en la vida Lázara Lorenzo Torres fueron los escogidos para llevar a las páginas de nuestro Portal y a las Redes Sociales esta pequeña celebración virtual. Lo primero que sirvió de inicio a la plática  fue mi deseo por conocer cómo ambos recuerdan sus años de noviazgo – algo más de cuarenta años ha -, cuando era, ni más ni menos la programación musical de la Radio la chaperona sonora que les hacía permanente compañía. 

En aquel tiempo lejano e inolvidable para ellos, no imaginaron que un día llegarían a sentir la Radio, “su Radio”, con tanta cercanía. Ser sus amigos les convirtió en parte de sus espacios, y les da la posibilidad de desarrollar una interactividad para proponer ideas y en muchos casos ser decisores de algunas de ellas. 

A las antiguas y todavía existentes vías de participación mediante teléfono, cartas y telegramas, hoy se suman los correos electrónicos, mensajes de texto a través de móviles y mediante las redes sociales. La mundialización de las comunicaciones ha hecho ganar amistades y seguidores a la Radio sin que cuenten distancias geográficas, países o idiomas. El audio real a través de Internet posibilita una realidad que treinta años atrás, quien lo imaginara, habría sido tildado de soñador. 

El motivo central de mi visita a Rafe y Lazarita fue indagar en ellos cuánto representa para ellos la Radio, mucho más en los escenarios actuales de inmediatez tecnológica. Sus opiniones no se hicieron esperar. 

Rafael: Para nosotros es muy importante sentirnos miembros del Club de Amigos de Radio Ciudad del Mar porque además de sentirnos más cerca de nuestra emisora provincial, ha crecido la cantidad de amigos y amigas con quienes nos relacionamos inspirados en el mismo propósito de la Radio. Entre todos hemos creado como una gran familia, tanto para momentos de alegría como difíciles. Nos mantenemos en comunicación y nos ayudamos mutuamente ante cualquier necesidad.

A mi pregunta de lo que representa la Radio para ellos, esta fue su respuesta:

Lázara: Para nosotros representa mucho. A primera hora de la mañana ya estamos en sintonía con nuestra emisora. Gracias a ella conocemos la actualidad nacional, de Cienfuegos y del resto del mundo, en fin, nos actualizamos apenas comienza el día. Luego comienzan los espacios musicales, de consejos para el hogar, entretenimiento y todo tipo de informaciones útiles. También oímos el parecer de otros radioyentes que participan. Todos los programas nos interesan, los sentimos parte de nosotros, y mantenemos la sintonía hasta altas horas de la noche.

¿Cuáles son las radioemisoras más escuchadas por ustedes?

Rafael: Radio Ciudad del Mar

Lázara: Radio Ciudad del Mar, con toda seguridad. Sin la menor duda.

¿Por qué?

Lázara: En primer lugar porque todos sus programas son muy buenos, eso es lo primero. Lo otro, por ser la emisora de nuestra provincia, nos da informaciones que no aparecen en otras. Y por encima de todo, es una programación que nos gusta, con la que nos sentimos bien. Es lo máximo.

¿Han visitado la emisora en alguna ocasión?

Rafael: Muchas veces hemos ido a celebrar el Día del Oyente, también el Día del Locutor y eso nos ha hecho posible relacionarnos con todo el colectivo, confraternizar con ellos y ellas y sentirnos en familia. Los apreciamos por su trabajo y en lo personal. Prefiero no mencionar nombres porque al hacerlo corro el riesgo de omitir algún nombre y no me parece justo que eso ocurra.

¿Tienen alguna sugerencia para que la programación sea mejor de lo que es?

Lázara: Que haya más programas de participación. Lo hemos manifestado y la dirección de la emisora nos ha escuchado.

¿Qué piensan de los vínculos entre el Club de Amigos de Radio Ciudad del Mar y los de otras provincias de nuestro país?

Rafael: Claro que sí. En una ocasión nos visitaron miembros del Club de Oyentes de Radio Llanura de Colón. Conocimos a su presidenta y a varios de sus integrantes porque fuimos invitados a ese encuentro. Inclusive mantenemos comunicación por la vía telefónica. Fue una experiencia buena.

De la programación actual de Radio Ciudad del Mar, ¿cuáles son los espacios que prefieren?

Rafael: De hecho yo comencé mis vínculos con la Radio a través del programa “Siete Mil Musical”. Escuchaba la Radio desde mucho antes, lo mismo que Lazarita, pero como no teníamos teléfono no nos era posible entonces participar. Cuando pude, llamaba para reportar la sintonía, y un buen día Mariángel recibió la llamada y me dijo: “puedes solicitar un favorito”, yo le dije que era muy penoso y ella se prestó para ayudarme, y a partir de entonces reporto la audición y pido mis favoritos en todos los espacios que se dedican a hacerlo, un fiel y permanente oyente de la Radio.

Lázara: Decir preferencias, por todos. Lo mismo “México y sus Canciones”, “El Siete Mil Musical”, “De Noche y en Vivo”, “Revista Dominical”, es que todos son buenísimos y nos gustan.

Rafael: Hasta las madrugadas. Ahora estoy jubilado, pero cuando trabajaba siempre participé en los espacios de la madrugada, muy buenos, además de participar se aprende mucho en sus secciones. Ahora jubilado se me hace más difícil escuchar y participar en las madrugadas. Hasta hemos sido premiados en concursos, nos hemos ganado entradas a espectáculos y ciertos lugares, y eso es una dicha.

Como hoy es el Día del Oyente, esta visita a ustedes también constituye una felicitación para todos los amigos de la Radio. ¿Qué les parece mencionar algunos nombres de miembros del Club?

Rafael: Es difícil memorizar todos los nombres, pero voy a comenzar por la presidenta del Club de Oyentes, la compañera Sonia Guerra, una persona muy activa, carismática y desenvuelta y con buenos resultados, ella reside en Aguada de Pasajeros. Voy a mencionar algunos, porque son tantos y a todos los apreciamos muchísimo, como Ángela Chi en Aguada de Pasajeros; Luisa Arcila y Juanita Águila en Palmira; Mariloli Ramírez en Abreus; Estrellita Tang en Tulipán, Adelfa Micheliche en la calle Habana, a Noemí Corona y su esposo Veguita,  a Lázaro Fernández y su esposa Miriam Jorge. En Pinar del Río a Vladimir, en Santiago de Cuba a Norbelio Verdecia, a Marta Pérez en Los Cirios, Santa Clara, Juanita Darcourt y Cira Núñez en Cruces, y a Teresita López en la finca “La Tomasa” aquí en Cienfuegos. Son muchos más, pero al mencionarlos va la felicitación para todos.

Esperemos que tan pronto se erradique la pandemia vuelvan a celebrar, ¿no es así?

Lázara: Seguro que sí, vamos a celebrarlo en grande.

Rafael: Estamos seguros de que la pandemia pasará y que volveremos un día a una nueva normalidad. Esa será la ocasión para volver a manifestar nuestra alegría y orgullo por ser también miembros de nuestra Radio Cubana.

Escribir un comentario