Danay Martínez: Una radio más activa, participativa, contemporánea…

En el año 2012 los países integrantes de la UNESCO propusieron celebrar cada 13 de febrero el Dia Mundial de la Radio, lo cual fue ratificado por la Asamblea de las Naciones Unidas.

Para los radialistas esta fecha constituye una jornada de fiesta y orgullo. Representa, además, el escenario perfecto para reconocer el sacrificio que demanda, desde principio a fin, crear desde y para ella.

La Radio Cubana ha demostrado, a pesar del vertiginoso desarrollo tecnológico en los últimos años, estar en correspondencia con las nuevas plataformas y escenarios donde está ocurriendo hoy la interacción con los públicos y la comunicación.

El sistema nacional que engloba las 100 emisoras de todo el país ha apostado por mantenerse en la vanguardia informativa con veracidad e inmediatez, y por llevar espacios de interés y entretenimiento cultural a la población cubana como son los dramatizados, las revistas culturales, los programas históricos y especializados de manera general.

Sin embargo, la pandemia que nos azota hace más de un año ha obligado a todos los que trabajan en el medio radiofónico en Cuba a buscar nuevas variantes que faciliten el trabajo bajo las condiciones epidemiológicas de cada territorio. También ha forzado a la Dirección General de la Radio Cubana a redirigir los métodos para cumplir su primera función social, informar al pueblo.

Danay Martínez Maturell, subdirectora de la Dirección General aseguró:

El mayor reto estaba en posicionarnos como opción para la información y la recreación de un público que quedaba obligado a estar en sus casas. ¿Qué hacíamos para que el ´Quédate en casa´ se convirtiera en un mandato posible de asumir para la seguridad de la familia? Así nacieron espacios dedicados a la gimnasia y terapia matutina para los abuelos, una fórmula nunca antes explorada; las consejerías integrales de salud; la presencia diaria de psicólogos para brindar ayuda a todos los grupos generacionales que confluyen en un hogar cubano.”

Los teatros, espacios de conciertos, galerías cerraron sus puertas al público para evitar así contagios de la COVID-19. De ahí que la Radio Cubana se sumó al empeño del Ministerio de Cultura de trasmitir los Conciertos Online y de sumarse a todas las iniciativas que brindaran entretenimiento cultural.

La producción escenificada en la radio se detuvo, y ahí sí estamos hablando del patrimonio más importante que tiene la radio en Cuba, pero no detuvo su disfrute, que es considerado parte de la cultura e identidad del cubano, escuchar sus novelas, las historias de aventuras, policíacos y otros. Eso se logró desde los archivos patrimoniales conservados en las emisoras y en la propia RadioArte, centro que sostiene este tipo de producción en las emisoras municipales y una buena parte de las provinciales”. 

El reto hoy de la Radio Cubana, a criterio de Danay Martínez, está en sostener y desarrollar las fórmulas y modelos que fueron probados en los momentos de mayor crisis y que definitivamente alcanzaron un impacto superior a lo que habitualmente se logra en los públicos:

Hicimos una radio mucho más participativa, actual, contemporánea y eso los públicos lo aplaudieron y estas mismas exigencias a los artistas, periodistas, especialistas y técnicos les hizo crecer. Se contaron historias desde todos los frentes donde se combatía y se vivía con la Covid-19, la programación de cualquier emisora se convirtió en combinación perfecta de contenidos, recreación, orientación, información y análisis para todos los públicos y no dejamos de producir esos espacios que son parte del cumplimiento de nuestra misión y que tienen que ver con el compromiso político, histórico, cultural de nuestro pueblo con la nación”.

Uno de los objetivos principales de cada emisora fue y continúa siendo el de brindar información sobre la situación epidemiológica del país y de cada territorio, de ahí que las estaciones de radio han logrado un encadenamiento de contenidos según las necesidades de las autoridades locales. Los periodistas, locutores y técnicos de emisoras municipales han apoyado y tributado a las sedes provinciales y se han sumado a trabajar en las plataformas digitales como espacio oportuno de socialización del trabajo radial en la Isla:

“La generación de contenidos en las plataformas digitales, y los criterios salidos de la retroalimentación, han sido muy favorables para el crecimiento de la Nueva Radio en Cuba”, explicó la subdirectora de la Dirección General de la Radio de Cuba.

Este 13 de febrero tiene que servir también como homenaje a todos los que desde la radio han trabajado para llevar a la parrilla de programación día tras día los distintos espacios de entretenimiento y los noticieros. En este 13 de febrero se tiene que reconocer a quienes por su pasión reporteril y su instinto periodístico han tenido que estar en las zonas rojas y centros de aislamiento para contar las historias de los pacientes, de lo difícil que ha sido la separación con las familias, de los riesgos y el miedo a la muerte, de los médicos que han renunciado a su vida propia para estar ahí salvando otras.

¡A todos los que hacen radio en Cuba, los que la sueñan, los que la disfrutan, Gracias!.

 

Escribir un comentario