Operación Secreta, medio siglo de éxito

Operación Secreta es de esos programas radiales privilegiados: 50 años y permanece entre los elegidos. Su existencia en la parrilla de programación de Radio Guamá ha sido garantizada por una audiencia, que más que fiel, ha resultado inseparable.

Ángel Felipe Machín Vento ha dirigido este espacio por más de seis años, pero conoció de sus interioridades cuando se desempeñaba como asesor, quince años antes.

“La esencia de Operación Secreta juguetea entre la realidad y la ficción, en torno a casos policíacos que han tenido lugar en Pinar del Río. En cada historia se enmascaran los elementos dolorosos, esos que laceran aún a víctimas, familiares y descendientes, o la sensibilidad de cualquier persona involucrada.

La fórmula del éxito pareciera simple: “dedicación, pero el pensar así inclinaría la balanza hacia el colectivo de realización, limitando el rol de co-actor del público.

“En torno al género policíaco en general, el espectador establece complicidades que rondan la pasión, el morbo, los afectos. Nuestros escritores, jóvenes en edad y obra, encauzan los argumentos, previa asesoría del tribunal registrado bajo convenio institucional, en un volumen de treinta capítulos grabables, en un lapso de mes y medio”.

El proceso de creación de este policíaco radial semeja un proyecto ingeniero, diseñado, medido y ejecutado con minuciosidad. 

“Para la construcción de la historia, el escritor toma muy en cuenta la concatenación de elementos reales y ficticios, abundantes ambos; así como la psicología del personaje que el actor fragua, con un deleite tal que trasciende a quienes le escuchan.

“Además de entretener, este programa ha contribuido a educar a varias generaciones de pinareños, no sólo sobre procederes legales, sino a profundizar en proyecciones éticas en la que no siempre el bien y el mal vencen o sucumben con la simplicidad con que se trata en los medios.

“Resulta lamentable que cada vez menos jóvenes logren amar la radio. Aunque hoy contamos con talentosos escritores como Diosvany Roque, Orelvis o Jorge Pedro Marrero. Están desapareciendo de la radio. Básicamente, migran a otros medios dónde los libretos se pagan mejor.

“Por ahora la salud de Operación Secreta es excelente, obra del talento del Cuadro Dramático y el quipo de realización involucrados hasta los tuétanos, y al que seguiré dirigiendo mientras se me permita”.

 

 

 

Escribir un comentario