Centenario del pianista y compositor Carlos Faxas, grabador de la «Marcha del 26 de Julio»

Carlos Faxas Valerino (Manzanillo, 30 de octubre de 1921-La Habana, 20 septiembre 2014). Faxas es uno de los músicos de más larga trayectoria en la música cubana, se desenvolvió en diversas facetas: Grabó la Marcha del 26 de Julio, trabajó en muchas orquestas, dirigió la banda del cabaret Caribe, donde tocaban Juanito Márquez y Juan Formell y creó uno de los primeros cuartetos en la televisión.

Faxas fue pianista, compositor, director. Estudio con Cesar Pérez Sentenat y Félix Guerrero. Empezó a los 14, en una compañía infantil, vendía ropas.

Entre 1943 y 1946, trabajó con la orquesta de Jacobo Solar, tocaba en un bar de diez de la noche a dos de la madrugada, en la playa de Varadero. Hasta ayudaba en la cantina y la cafetería, y dormía debajo de los pinos de la playa.

Integró las orquestas Manduley, Hermanos Palau (1946) y Cosmopolita, una de las más reclamadas para acompañar a figuras nacionales e internacionales en el teatro América.

En 1950 crea el cuarteto Faxas que hizo época en la televisión, en la que se comienza a utilizar ese formato para los entreactos, hasta que se convierten en parte esencial de los programas musicales de la televisión y el teatro.

El cuarteto Faxas lo organiza con tres voces masculinas. Julio Gutiérrez era el director musical del Canal 4. Cuando aquello solo se emitían los programas con una sola cámara. En los intermedios no sabían qué iban a hacer; entonces tuvo la idea de crear un cuarteto para amenizar los entreactos y acompañar a los cantantes.

Los integrantes fueron: Lázaro Paz Agudo, Gilberto Aldanás, Orlando Morales y Orlando Noriega. Los ensayos los hacían al terminar los programas. Fueron de los primeros cuartetos de la década del cincuenta, cuando aparece la televisión en Cuba. Acompañaron a Sarita Montiel y Rosita Fornés. Después apareció, Joaquín M. Condal, con un programa de circo y quiso que el cuarteto no acompañara a los cantantes, sino que funcionara como cuarteto puramente. Gustó mucho, llovieron cartas, y les pidieron en otros canales de televisión, independizándose con canciones de moda internacional y nacional. Después vino la fiebre de los cuartetos con Las D’Aida (1952), Los Bucaneros (1958), Del Rey, Los Modernistas y Los Meme (1960), Los Zafiros (1962). Llegaron a grabar cinco discos y fueron a Colombia, Nicaragua y Puerto Rico.

Faxas fue iniciador- director -fundador del coro de la radio y la TV. (Icrt). Dirigió la orquesta del cabaret Caribe en el Habana Libre, en el espectáculo Madame Pa´cá, música de Juanito Márquez y dirección de Silvano Suárez. En la orquesta tocaba el bajo Juan Formell.

En 1957 graba La marcha del 26 de julio, de Agustín Díaz Cartaya, en la emisora Radio Cadena Habana, que se encontraba en la calle San José, al costado del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso (antes llamado Teatro Nacional).

Faxas habla: “La Marcha del 26 de Julio, en síntesis, te cuento que ya estaba escrita desde 1953 por Agustín Díaz Cartaya, en el preludio del ataque al cuartel Moncada. En diciembre de 1956 Fidel se interna en la Sierra Maestra. Expuse a Faustino Pérez y René de los Santos Ponce la necesidad de crear un himno para el Movimiento 26. Me informaron que ya existía, solo había que grabarlo. Por aquellos días se esperaba la inauguración de Radio Rebelde. Buscamos el estudio de Radio Cadena Habana (al costado del Centro Gallego, San José y Prado). Reuní cuatro instrumentistas y cuatro voces —el cuarteto Faxas— y yo al piano. La grabación fue con mucha tensión. En la madrugada del 16 de febrero de 1957, quedó grabada, sacamos 59 discos. Tiempo después, en la Feria de Rancho Boyeros, el dictador Fulgencio Batista iría de visita. Entonces yo preparé un sabotaje: envenené a uno de los toros. Por ese hecho me detuvieron, pero por matar un toro no me pudieron encauzar, y entonces logré salir de emigrante para Miami. En Miami trabajé como constructor en Fort Lauderdale, una zona turística, y llegué a tocar en el Mambo Club durante seis meses, ganándole tiempo al dictador. Mientras tanto, el disco con la grabación del Himno del 26 de Julio lo sacó Evelio Rodríguez Curbelo (hoy mártir), en un avión hacia Venezuela y de allá a la Sierra Maestra, para difundirlo en Radio Rebelde.

Faxas se mantuvo con toda sencillez en su apartamentico en El Vedado, al fondo del Parque Martí. Allí acudía constantemente a visitarlo para que me contara vidas y milagros de la música en La Habana.

Escribir un comentario